Conecte con nosotros

El Universal Chile

El Juego Como Terapia

Tendencias

El juego como una herramienta terapéutica para niños y niñas

¿Sabías que el juego es una de las principales estrategias que utilizan los profesionales de la salud para trabajar con las infancias? Esto se debe a que el juego, les permite a los niños expresarse libremente, y se convierte en un lenguaje posibilitador.

El juego como terapia

 

Adipa, plataforma especialista en cursos de psicología, conversó con nuestro medio para explicarnos su importancia, los diferentes mecanismos que existe para trabajar el juego y los beneficios que este tipo de enfoque nos presenta.

 

En primer lugar hay que comprender el concepto de terapia de juego, es así como la Asocioación de Terapia de Juego (Association for Play Teraphy, ATP), define este enfoque como una; “forma de comunicación que permite a los niños expresar sus pensamientos, sentimientos y experiencias de una manera no verbal”.

De acuerdo a esta institución, los niños y niñas pueden;  “explorar situaciones difíciles, prácticar nuevas   habilidades y patrones de comportamientos, y desarrollar confianza en sí mismos”.

Según la APT, es importante que los profesionales que imparten este tipo de terapia, cuenten con herramientas que les permitan estructurar de manera específica cada caso, entendiendo las necesidades del niño o niña, porque puede que las herramientas que les son útiles a unos, no lo sean para todos. De ahí radica la importancia de conocer, aprender y manejar diversas estrategias.

Dentro de esta área existen diversas opciones de las que los profesionales de salud se pueden apoyar, como:

  • Terapia de juego no directiva: forma en la que el terapeuta ofrece un espacio seguro y estructurado, en el que el niño puede jugar de manera libre con juguetes selecionados cuidadosamente por el terapeuta. El objetivo de este enfoque es que el niño o niña se exprese, sin que el especialista lo dijrija.
  • Terapia de juego dirigida: en este tipo de terapia el especialista dirige las sesión de juego hacia un objetivo específico.
  • Terapia de juego cognitiva: este enfoque utiliza el juego para ayudar al niño a comprender y reflexionar sobre patrones de comportamiento. El psicólogo/a puede utilizar juegos específicos para enseñar habilidades sobre resolución de problemas, pensamiento crítico y toma de decisiones.
  • Terapia de juego basada en la familia: forma de terapia en la que la familia participa en la sesión, este enfoque ayuda a las familias a comunicarse de manera efectiva, establecer límites y a entender sus roles dentro de su dinámica.
  • Terapia de juego de exposición: aquí se utiliza el juego para ayudar a los niños a enfrentar ciertos problemas, para ello, el terapeuta utiliza juegos específicos como que al final les permita relajarse y reducir el estrés, depués de plantear diversos escenarios.

 

El uso de esta técnica se ha expandido en varias áreas de salud como: la psicología infantil, terapia ocupacional, la terapia física y la terapia del lenguaje.

¿Qué debe considerar una adecuada e integral  terapia de juego?

Para aplicar los juegos terapéuticos existe una variedad de recursos y características que se debe cumplir para generar el espacio adecuado, como:

  1. Un ambiente seguro y cómodo: la terapia de juego debe llevarse a cabo en un ambiente en el que los niños sientan agrado y comodidad para expresarse, explorar sus emociones y pensamiento. El terapeuta debe asegurar un espacio físico acogedor y correctamente equipado.

 

  1. Jueguetes y materiales adecuados: los juguetes y materiales que se utilizan en la terapia de juego deben ser apropiados para la edad y los intereses del niño. Estos pueden incluir juguetes de construcción, muñecos, juegos de mesa, crayones, papel, materiales de arte, disfraces e incluso arena.

 

  1. Capacitación del o la profesional: El especialista a cargo de trabajar con este modelo debe estar capacitado en esta técnica terapeutica. Debe manejar un profundo conocimiento de la teoría y práctica, todo para poder interactuar de manera eficaz con niños y niñas.

 

  1. Claro esteblecimiento de objetivos: Este tipo de terapia (al igual que muchas) debe tener un objetivo central, sin embargo, cada sesión debe contar con objetivos claros y específicos, los que deben estar basados en las necesidades y problemas de cada niño. Estos deben ser revisados y actualizados gradualmente.

Francisca del Río, especialista en terapia de juego y docente de Adipa, plataforma que ofrece diversos cursos de psicología, señala lo siguiente: “Desde ese punto se pueden realizar combinatorias técnica de acuerdo al objetivo de trabajo y los recursos que se dispongan, con la finalidad de facilitar la elaboración de contenido y efectividad”.

 “Todo diseño de juego implica directividad en alguna dimensión. Como por ejemplo, se puede diseñar cartas con imágenes, juegos de mesa, preguntas cerradas, preguntas abiertas, consignas, tallos narrativos, etc. Luego se norma el juego para ofrecerlo como alternativa de trabajo”.

¿Qué habilidades se requerien para realizar terapia de juego?

Es relevante que los terapeutas desarrollen algunas habilidades primordiales, ya que pueden enfrentarse a diversos casos y situaciones.

Principalmente las habilidades de:

  • Habilidad lúdica: deben ser capaces de plantear diversas alternativas que inciten a los niños a indagar en el juego, para esto deben manejar una actitud empática, comprensiva que promueva la motivación.
  • Habilidad de escucha activa: la atención y concentración debe estar en el niño o niña, esto porque se tiene que promover la confianza y el entendimiento.
  • Sensibilidad: los terapeutas de juego deben tener habilidades efectivas de comunicación verbal y no verbal para interactuar con los niños.

 

Beneficios de la Terapia de Juego

Sin lugar a dudas el juego contribuye al desaroollo de las capacidades intelectuales, emocionales y motoras. Gracias a este mecanismo, niños y niñas pueden manifestar sus vivencias, necesidades y conflictos, de una manera amigable y repetuosa con su etapa de desarrollo.

En definitiva, la terapia da espacio a :

  • Expresar y comprender emociones, esto se debe a que el juego es una foma natural en la que los nilños expresan sus sentimientos y emociones, y la terapia desde este enfoque les brinda un ambiente seguro y sin juicios.

 

  • Desarrollar habilidades sociales y de comunicación, la terapia de juego puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales y de comunicación, como la cooperación, el respeto y la escucha activa con sus pares. Además, se puede promover la resolución de conflictos para generar un espacio seguro.

 

 

  • Fomenta la creatividad y la imaginación, este tipo de enfoque puede fomental y nutrir estas habilidades, ya que, el niño puede explorar, ya sea de manera libre o guiada.

 

Es así como los juguetes constituyen el medio de expresión del niño y favorecen su expresividad, en donde la sala de juego es un lugar que propicia el crecimiento.

Esta terapia busca que el niño se sienta libre y seguro, siendo un espacio en el que nadie lo juzga, ni critica, ni le dice lo que tiene que hacer o sentir, tampoco compite con nadie. Además, los niños y niñas pueden decidir a que jugar, probarse y expresarse.

 

Lo Mas Popular

Para La Parte Superior