Conecte con nosotros

El Universal Chile

20211201_090343

Opinión

[OPINIÓN] VIH/SIDA Nicaragua faro latinoamericano

Por psicologodiaz


Misión cumplida, ser psicólogo no significa estar sentado viendo cómo pasan los problemas sociales frente a nosotros, también implica levantarse y luchar contra ellos. Hoy me voy contento, entregue lo que me pidieron y fui más allá aún, entregue compromiso.

Como experto preparado en política publica y su implementación, revise cada detalle, me reuní con todos, profesionales, sociedad civil, ciudadanía, pueblo. Los escuché, participé y me involucre, esto último no es muy difícil Nicaragua es un pequeño mundo que entrega afectos, una Isla donde importa el hombre libre.

Entregue mi mirada para construir en conjunto una política para mejorar la vida de todas y todos y estas serán aún más mejoradas por otro chileno que venga más tarde.

Conozco las implicaciones que puede arrastrarme el venir acá, pero jamás un prejuicio ha decidido por mi y viajaré a todo lugar que requiera de mi mano amiga.

Es peligroso, sí, es muy peligroso, existe el peligro de enamorarse de un pueblo luchador, digno y que reconoce sus derechos.

Me reuní con todos y todas para proponer y aportar en su política, hablé más de responsabilidad social pública y privada.

Compartí con niños viviendo con VIH y sus familias, me reuní con toda la comunidad LGBTI, pro y contra gobierno. El VIH no milita en ningún partido, solo habita el cuerpo y la mente, sin embargo los gobiernos hacen la diferencia, y Nicaragua junto a Beteta hacen esa diferencia que a Latinoamérica hace falta.

Me reuní con representantes del cuerpo sanitarios, con todos los eslabones, viaje a regiones para empaparme de su realidad.

Hoy entregue un proyecto completo de propuestas construidas de saberes, protegiendo a niños, mujeres y hombres en la asistencia del estigma del VIH, abordamos su trato y prevención.

 

20211201_090334

Me dieron todo y di todo.

La respuesta de Nicaragua frente al VIH será un faro latinoamericano que juntará a los pueblos hermanos.

Si nos quitan algo, será el cariño de quererlos, amar su gente y su pueblo y agradecen todo aporte comprometido.
Derribar las barreras ideológicas debe ser nuestra misión. Quienes trabajamos contra flagelos no podemos flagelar.

Cada vez que nombras o lees a Gabriela Mistral, estas recordando la memoria de un sandinista que luchó por su pueblo. Hoy sigo la posta que han tomado muchos, luchar por su pueblo y jamás contra él.

Si tiranía y terrorismo se llama a quien se enfrenta al flagelo del VIH y buscar la mejor vida de su gente, entonces prefiero ser llamado de tirano y terrorista, no solo levantaría un lápiz por este pueblo.

He visto todo, he vivido todo, he compartido todo, no es necesario que me cuenten nada, pues todo lo viví. No traje mi verdad, construimos verdad y aprendizaje que se bajara a la política pública para detener la pandemia del VIH, la discriminación y apoyar la inclusión de la comunidad sexo afectiva.

Entregue un proyecto que propone protocolos, conceptos, que se aferrara a la política del buen trato, con una mirada alejada del concepto de salud como enfermedad pensando, más bien la coloca en la ausencia de esta y su bienestar.

Nicaragua con poco hace mucho, mientras nosotros en Chile con tanto hacemos nada, nos mantenemos fríos frente al dolor y robo de nuestra dignidad.

Mi trabajo no hubiera sido posible sin la ayuda del buen gobierno, y el apoyo de los profesionales, técnicos y auxiliares, imposible hacerlo si no fuera por Julio, Silvia, Pablo y Roberto, especialmente por Beteta, Davila y Latino.

Tengo que seguir trabajando la sarna como dice Ruben. Y lo haré con todas mis capacidades, lo haré de corazón. Lo haré tan bien, que me sumare a ese faro que alumbra la libertad Centroamericana y que debe ser miradas por nuestros países sudamericanos.

Me voy feliz, se que más temprano que tarde.

regresaré, me voy feliz porque Gabriela y su memoria me acompañó en cada momento. Me sentí como el hijo arrancado por la tiranía que encuentra a su madre y hermanos.

Me voy contento de tanta alegría de aportar.

Me vine con poco, hoy me llevo una maleta de café y sabores que me ayudarán a recordar a este pueblo tan fácil de amar.

Me voy viendo como las banderas hacen su flamear libre, soberano y comprometido.

Espero Gabriela te sientas orgulloso de tu hijo, espero Gabriel tu poesía en Nicaragua siga sonando con timbre libertario.

Espero que cada niño y niña, sientan que tuvieron un poquito de ti en mi. Espero que la posta ochentera de mis compañeros no se detenga nunca. Agradecido de ser un eslabón en una cadena de dignidad, derecho, inclusión, prevención, no discriminación.

Gracias por tanto Nicaragua.


 

José Luis Díaz.

 

Esta Nota fue Leída 2.972 views

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Síguenos en Twitter


El Tiempo en Santiago de Chile.

Facebook

Para La Parte Superior