CONÉCTATE CON NOSOTROS
Esteban Arevalo_ 189457099

Entrevistas

Lucha y base social al parlamento: Esteban Arévalo, la oportunidad y compromiso de Concepción

Por Ig psicologocano


La carrera política al parlamento ha comenzado, cargos a senadores y diputados empiezan a repartirse en los partidos políticos. Una reunión gerencial abre la postulación, por simpatía, cercanía y compromiso.   

Este en un buen momento para que los partidos políticos, recuperen sus finanzas a través del relleno de candidatos en una papeleta partidista.  

Si los partidos trasparentaran los ingresos de sus candidatos satélites sabríamos dónde se va parte del dinero del Estado y comprenderíamos esas campañas millonarias.   

Por suerte de Chile, nuevos rostros están apareciendo, muchas veces sin partidos y tampoco medios económicos, ni alumnos en prácticas profesionales que nos invadan a  través de redes sociales.   

En esta oportunidad, les iré presentando un grupo de candidatos y candidatas, los y las conozco por trayectoria, por llevar un amplio trabajo de activistas levantando las banderas de los derechos humanos.  

Quisiera que conozcan a Esteban Arévalo Díaz, abogado especialista en Salud, y activista en Derechos Humanos. 

Esteban se ha destacado por su importante trabajo de apoyo a la comunidad LGTBIQ+ y sobre todo a la población viviendo con VIH. 


– Esteban, primero gracias por esta entrevista. Cuenta a la gente que no te conoce, quien eres.  

Gracias José Luis, por esta oportunidad. Mi nombre es Esteban Arévalo, soy coronelino, hijo de la educación pública. Soy abogado y me he especializado en el derecho a la salud y de los Derechos Humanos y hoy soy candidato independiente al Senado por la Región del Bío-Bío, en un cupo del Pacto Dignidad Ahora (Igualdad y Humanistas).

He tenido la oportunidad de poner mis conocimientos al servicio de importantes y urgentes luchas, como la del fomento y promoción de los derechos de las personas viviendo con VIH. 

Esta materia me la presentó mi gran amigo y compañero Víctor Hugo Robles, El Che de los Gays, quien confió desde un primer minuto en mis capacidades. Junto a él y otros destacados activistas, hemos dado importantes luchas. 

Puedo contarles, por ejemplo, de recursos judiciales contra el ministerio de salud por derecho a una participación efectiva de la sociedad civil en el diseño, implementación y evaluación de políticas relacionadas con el VIH, derecho a la confidencialidad, problemática generada por el proceso de vacunación, cuando en un comienzo se solicitaba comprobar estado serológico para acceder a la vacuna por covid-19, situación que se logró revertir. 

– ¿Cuál sería tu sello como senador? 

Soy una persona pragmática. Creo que mi sello será presentar proyectos que permitan soluciones concretas a problemáticas urgentes.  

Dentro de estas urgencias, el tema del derecho a la salud es primordial. No se puede aspirar a un buen vivir, si no tenemos garantizada una salud digna, de calidad y oportuna.

– ¿Cuál es tu relación con la región del Bío-Bío?

Como te comentaba, nací y me crie en Coronel. He vivido por décadas en la región, pudiendo conocer de forma directa las problemáticas territoriales. Puedo decir con orgullo, que no soy un turista electoral.

¿Sientes que actualmente los políticos representan a la gente? 

No. Esto, porque en general (salvo contadísimas excepciones) los partidos políticos imponen a personas que no son idóneas para ocupar los cargos, personas reconocidamente corruptas, que no están en sintonía con las demandas de la ciudadanía o que derechamente, no tienen relación alguna con los territorios que deberán representar.  

– ¿Cuál es tu lectura del estallido social?

El sistema político vigente no contempla herramientas institucionales para recoger y encausar las justas y legítimas demandas ciudadanas.  

La participación se reduce a votar, cada cierto tiempo. El resto, queda en manos de las y los políticos, desconectados de la realidad.  

Es por esto que la ciudadanía estalló, y lo hizo en la calle, donde los políticos se vieron forzados a escuchar y proponer cambios. Sin embargo, falta mucho.  

El estallido demuestra que no nos conformaremos con cambios cosméticos al sistema. 

– ¿Cómo ves a los constituyentes?

Me he sorprendido favorablemente en algunos casos, en otros, me he decepcionado bastante.  

Muchas y muchos entraron con un discurso progresista y en las votaciones hemos visto su verdadera cara. Pero el pueblo es sabio, y sabrá cómo exigir que se cumplan sus demandas. 

– ¿Qué no puede faltar en la nueva constitución?

El respeto y garantía de los Derechos Humanos como la base de nuestra organización política. 

Y dentro de estos Derechos Humanos, para mi es fundamental, porque me he dedicado casi una década a esto, la garantía de acceso a una salud pública digna, de calidad y oportuna. Que nadie vuelva a morir en una sala de espera por no tener atención. Que nadie muera esperando una interconsulta o una intervención. Que nadie tenga que mendigar el pago de una licencia médica. 

– Palabras abiertas.  

Quisiera pedir a quienes nos leen, que se informen sobre las propuestas concretas de las y los candidatos. 

No se dejen engañar por el slogan fácil, consulten, sean insistentes, el discurso vacío y aprendido para la ocasión será un excelente indicador para saber por quién no votar.  

Debemos jubilar a la antigua política y dar cabida a ideas nuevas y proyectos concretos.  

Les dejo un cariñoso saludo y mis agradecimientos José Luis, por permitirme estas palabras. 


José Luis Díaz.

Esta Nota fue Leída 3.635 views

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Facebook

logo-google-new
To Top

x