Conecte con nosotros

El Universal Chile

divine 233ad

Nacional

Recuerdan a víctimas de la discoteca Divine de Valparaíso y lamentan que responsables del incendio aún no pidan perdón

Con motivo del 29 aniversario del incendio de la discoteca Divine de Valparaíso, que se cumple este 4 de septiembre, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) recordó a las 16 víctimas fatales de la tragedia al tiempo que lamentó que «a casi tres décadas de ocurrido los hechos los responsables aún no pidan perdón».

El encargado de Derechos Humanos del Movilh y autor de la investigación que en 2003 logró reabrir el Caso Divine, Ramón Gómez,  precisó que «estas fechas son siempre dolorosas, pues nos traen a la memoria uno de los episodios más crudos en la historia de los derechos LGBTIQ+ en Chile».

Añadió que «el 4 de septiembre de 1993, 16 personas perdieron la vida en un incendio que nunca debió ocurrir y bien pudo prevenirse, todo en un contexto sociocultural de una homofobia virulenta y generalizada que, en un inicio, entorpeció las investigaciones y dio paso a torturas y abusos policiales contra los testigos»

Para recordar a las víctimas, el Movilh  está difundiendo en sus redes sus nombres, así como el estudio «Movilh-Divine III: la Justicia que Merecen las Víctimas»: 

A la par «exigimos una vez más a los ex administradores de la Divine, identificados como autores de cuasidelito de homicidio, que pidan perdón por su responsabilidad en los hechos y por haber distorsionado la realidad, levantando el falso mito de un atentado homofóbico para liberarse de culpas. Esto solo les fue útil a ellos, pues con este voladero de luces la investigación duró más de lo debido, hasta que prescribieron las penas», señaló Gómez.

El caso Divine fue cerrado en 1994, pero la investigación del Movilh, el único organismo querellante del caso, logró reabrirlo en 2003.

En 2010 la jueza Patricia Montenegro sobreseyó definitivamente la causa dando con la verdad de lo sucedido. El incendio se había ocasionado por un actuar negligente de los dueños del local: instalaciones eléctricas fraudulentas, sistema eléctrico sobrecargado, remodelaciones no autorizadas y uso de material inflamable en paredes, piso y techo, a lo que se añadió la ausencia de una salida de escape. La supuesta puerta de escape estaba cerrada con chapa, cadenas y candado y se habría adentro, lo que impidió a más personas salvar sus vidas.

A esto se añadió que tras el incendio los administradores del recinto se pusieron de acuerdo para informar la versión del atentado homofóbico, además de desaparecer pruebas que demostraban rápidamente la causa del incendio, lo cual se constata en el expediente.

La sentencia precisó que en los años 90 no se pudo dar con la verdad a raíz de la homofobia de la época que distorsionó las investigaciones y porque la falsa versión del atentado alteró el foco de los estudios. A la par se determinó que los propietarios del recinto eran responsables de cuasidelito de homicidio, pero no pudieron ser sancionados por estar prescritas las penas.

Se determinó por último en la sentencia la identidad y número exacto de lesionados y víctimas fatales, terminándose con diversos mitos que rodeaban la tragedia.

«Nos manifestamos hoy para decir una vez más que los responsables de este incendio están impunes producto de las negligentes investigaciones de la década de los 90 y de las falsas versiones que circularon, y siguen circulando, en torno al incendio», finalizó el Movilh.

divine 23

Esta Nota fue Leída 3.479 views

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Síguenos en Twitter


El Tiempo en Santiago de Chile.

Facebook

Para La Parte Superior