Conecte con nosotros

El Universal Chile

doctora-carolina-herrera-gorda-podemos-hablar-jean-philippe-730x350

Tendencias

«No hablo con gordas»: Doctora Carolina Herrera impactó a Jean-Philippe con relato de discriminación

El cuarto capítulo de la nueva temporada de Podemos Hablar tendrá como invitados esta noche de viernes a Tamara Acosta, Catalina Pulido, Rafael Cavada, Carolina Herrera y Pablo Mackenna. En ese contexto, la conocida doctora compartirá experiencias que han marcado su vida, como cuando se sintió discriminada por un colega.

Ante un asombrado Jean-Philippe Cretton, Herrera comentó que una vez, llegando a trabajar, empezó a buscar al doctor de turno, con quien había compartido hace poco tiempo en un curso internacional.

Cuando logró dar con él, en la sala de un paciente, ella le dijo “doctor, ¿me entrega el turno?”, recibiendo una respuesta que la descolocó.

“Él me dice ‘yo no hablo con gordas’. Entonces me quedo pasmada por la brutalidad de la frase”, reconoció Carolina en el programa de Chilevisión.

Finalmente, el médico le hizo entrega del turno, pero la profesional de la salud indicó que, “de ahí para adelante, sentí que existe la maldad, que existe la falta de respeto, y eso mucho tiempo me acompañó”.

Doctora Carolina Herrera PH

Captura | CHV

Carolina Herrera contó sus experiencias en PH

En otro momento, la doctora mencionó la complicada relación que tuvo con su madre durante la niñez y adolescencia, compartiendo un impactante testimonio.

“Cuando éramos chicas con mi hermana, los domingos, muchas veces nos despertábamos porque sonaban los platos o se rompían cosas. Había una cierta pérdida del control de los impulsos, y siempre era por una razón que era buena, pero con mala técnica, diría yo”, comenzó diciendo.

Su mamá, ya fallecida, sufría un tipo de paranoia y protegía mucho a sus hijas, pero eso significó constantes cambios de colegio y de domicilio.

La mujer desconfiaba mucho de las otras personas y su sensibilidad frente estímulos era tan fuerte, que el solo hecho de que alguien mirara hacia su casa para ella significaba una amenaza.

Este comportamiento también llegó a la violencia física. “Yo a veces no me podía poner short, porque me daba sus palmadas. La última vez que me mechoneó mi mamá, fue en cuarto medio“, lamentó Herrera, concluyendo que a pesar de eso tuvo siempre el impulso de cuidarla.

Esta Nota fue Leída 7.808 views

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Síguenos en Twitter


El Tiempo en Santiago de Chile.

Facebook

Para La Parte Superior