CONÉCTATE CON NOSOTROS
MINSAL 6c3da080_b

Opinión

[OPINIÓN] Exportar y bloquear. Dos formas de ayudar

Chile tiene ahora la posibilidad de aportar solidaridad al mundo y posicionarse como actor relevante internacionalmente de dos maneras, exportando y bloqueando. Por un lado, en un gesto humanitario, el gobierno de Chile ha enviado vacunas a países que más lo necesitan. Por otro lado, Chile puede ayudar y solidarizar de forma inversa, bloqueando la llegada de productos provenientes de colonias israelíes que se elaboran a costa de destrucción de viviendas y colonización de tierras palestinas. 

En el año 2011, durante el primer gobierno del actual presidente Sebastián Piñera, Chile reconoció, ‘’la existencia del Estado de Palestina, como un Estado libre, independiente y soberano’’, siguiendo las resoluciones de las Naciones Unidas. Los tres adjetivos que acompañan la declaración de existencia no se están cumpliendo, debido a la flagrante violación del derecho internacional humanitario por parte de Israel, que actualmente ocupa y coloniza el territorio palestino. Es deber de Chile y de la comunidad internacional poner fin a estas acciones. 

Israel continua la confiscación de tierras para la construcción de asentamientos ilegales en Palestina. La resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas llama a poner fin de inmediato y por completo a todas las actividades de asentamientos en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental. Salil Shetty, Secretario General de Amnistía Internacional ha declarado que “Cincuenta años después, la mera condena de la expansión de los asentamientos por Israel no es suficiente. Ya es hora de que los Estados adopten medidas internacionales concretas que pongan fin a la financiación de unos asentamientos que son en sí mismos una infracción manifiesta del derecho internacional y constituyen crímenes de guerra”. 

Una forma de honrar la declaración del Estado de Palestina como ‘’libre, independiente y soberano’’ es atender al proyecto de resolución presentado por un grupo de senadores al Presidente de la República, en el que solicitan ‘’Prohibir el ingreso a Chile de productos producidos en colonias israelíes en territorio palestino ocupado’’. El proyecto de acuerdo deja en claro que la colonización israelí, además de afectar a la población palestina, afecta a miles de ciudadanos chilenos que poseen tierras en los valles del Cremisan y Al Makhrour. La moción del Senado ha sido firmada por todo el espectro político, ya que medio millón de chilenos con descendencia palestina esperan la recuperación de la amnesia que afecta al Estado chileno respecto a la vulneración de los derechos del pueblo palestino. 

Estas acciones se deben ejecutar contra cualquier estado que vulnere el derecho internacional humanitario, cometiendo crímenes de guerra que violan las disposiciones de la IV Convención de Ginebra y el Estatuto de Roma, de tal manera que los Estados cooperen y contribuyan a respetar la legalidad internacional. 

El Tribunal Supremo de la Unión Europea también envió una clara señal, sentenciando que los productos originarios de las colonias israelíes en los territorios palestinos, ocupados ilegalmente por Israel tras la guerra de 1967, deben indicar su procedencia. Un mensaje dirigido al mundo entero señalando las fronteras de 1967 como el límite territorial de Israel, a pesar de que éste aún no ha definido sus fronteras y sigue colonizando territorios ilegalmente.  

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y ex Presidenta de la República, sentenció que la anexión de territorio palestino es ‘’Ilegal y punto’’. 

Chile tiene ahora la posibilidad de aportar solidaridad al mundo y posicionarse como un actor relevante internacionalmente de dos maneras, exportando y bloqueando. Por un lado, en un gesto humanitario, el gobierno de Chile ha enviado vacunas a países que más lo necesitan. Por otro lado, Chile puede ayudar y solidarizar de forma inversa, bloqueando la llegada de productos provenientes de colonias israelíes que se elaboran a costa de destrucción de viviendas y colonización de tierras palestinas. 

 Dos acciones opuestas, un solo objetivo: Solidaridad internacional. 


Maher Pichara Abueid

Esta Nota fue Leída 2.894 views

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Facebook

logo-google-new
To Top