se negó a reprimir a su pueblo