Se Reactiva la Discusión del Proyecto de Ley de Filiación para Hijas e Hijos de Familias LGBTQI tras 3 años de estar en Primer Trámite

Política 16 de abril de 2019 Por
Las Feministas de Mujeres por la Vida erradicaron los “hijos huachos” a fines de los 90s, ahora las lesbotransfeministas y feministas terminaremos con les “hijes huaches” de hoy, de familias LGBTQI.
Lesbofeministas de76
Foto: Claudia Amigo

No más hijos ilegítimos: ¡Derechos Filiativos Ahora!

En 1998 las Mujeres por la Vida, que lucharon en contra de la dictadura, lograron erradicar a los hijos "huachos" de ayer, con la reforma de filiación hecha por y para familias heteroparentales.

Hoy, somos las LesboTransFeministas y Feministas del grupo de trabajo, Estatuto Filiativo, quienes erradicaremos a los hijos "huachos" de hoy, los de familias disidentes LGBTQI. Quienes conformamos el grupo Estatuto Filiativo somos: La Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, la Agrupación Lésbica Visibles, Corporación Humanas y Familia es Familia, creadoras, autoras e impulsoras del proyecto de ley de filiación para hijxs de familias LGBTQI.

Nuestra lógica está en concordancia con la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, Niñas, Niñes y Adolescentes, con respecto a la protección contra el abuso y la discriminación: de no ser discriminados por el solo hecho de ser diferentes a los demás, y en el caso de las familias lesbomarentales, de ser sometidos a distinciones por ser de familias distintas o disidentes LGBTQI.

Nosotras desde el Estatuto Filiativo, trabajamos para que se regule específicamente los derechos de filiación de aquellas personas menores de edad, sujetos de derechos, a través de la discusión y promulgación del proyecto de ley que regula la filiación de hijxs de familias del mismo género, Boletín N°10626-07, que ingresamos con el patrocinio de las Senadoras Isabel Allende y Adriana Muñoz, los Senadores Harboe, Lagos Weber y De Urresti el 12 de abril y que se recibió en la oficina de partes el 22 de abril 2016.

Lesbofeministas de77
Foto: Claudia Amigo



¿Qué protege la filiación?

Protege el vínculo que existe entre la hija, hije o hijo y su madre o padre.

¿En que se basan los principios de la filiación?

Igualdad de todas las hijas, hijes e hijos: prohíbe la discriminación por la manera en que hayan sido concebidos o criados, independiente del matrimonio. Acá no cumple con este principio cuando hijos de familias LGBTQI no cuentan con los mismos derechos.

Supremacía del interés super

  • Se respetan a las hijas e hijos como sujetos de derechos
  • Se garantiza el ejercicio de sus derechos esenciales
  • El Estado y sus órganos debe garantizar sus derechos, adecuando la legislación chilena a la Convención de Derechos de la Niña, Niñe, Niño y Adolescente.

El derecho a filiación se trata netamente de los derechos de las, les y los menores de edad a:

Derecho a familia: el derecho fundamental de pertenecer y permanecer en su núcleo familiar desde nacer o ser reconocido por afinidad o co-adopción.

Identidad familiar: que cuente con el derecho de ser legalmente registrado en el registro civil como hija, hije o hijo de ambas personas. Que en todo instrumento legal sean reconocidos como tal.

Acceso a salud: poder ser carga familiar de cualquiera de las dos madres o dos padres y no arriesgar perder ese derecho por lagunas que se puedan producir en etapas de cesantía.

Reconocimiento legal de su vínculo con ambas madres o padres: sin condicionarlo al Acuerdo de Unión Civil, ni al futuro matrimonio igualitario, es decir, tal como se les garantiza a los hijos de familias heteroparentales.

Visitas reguladas: en caso de la separación de sus padres LGBTQI, que los hijos cuentan con visitas reguladas para resguardar su derecho de seguir relacionándose con su otra mamá o papá, los abuelos y familia extensiva de la madre o padre de crianza.

Pensión alimenticia: bajo la misma lógica de la separación de sus padres, que niños cuenten con el derecho a percibir d que cubra sus necesidades hasta la edad de los 24 años, y la posibilidad de demandar en el caso de que no se le respete tal derecho.

Derecho a percibir herencia: en el caso del fallecimiento de las madres o los padres de crianza, cada hija, hije e hijo debe contar con acceso a herencia, tal como se le garantiza a los hijos de padres de distinto género.

Lesbofeministas de78
Foto: Claudia Amigo



Lentitud de tramitación por el poder legislativo

Ayer, 15 de abril, a tres días de haber cumplido 3 años nuestro proyecto de ley en primer trámite, nosotras del grupo Estatuto Filiativo nos reunimos con quien ahora preside la Comisión de Infancia del Senado, la Senadora Ximena Rincón. Abordamos la necesidad urgente de que se vote nuestro proyecto de ley durante este año, ya que el proyecto ha estado en primer trámite por tres años, esperando ser despachado a la sala del Senado.

La respuesta relacionada con nuestra inquietud con respecto a la lentitud en que se ha tramitado nuestro proyecto de ley, la Senadora, tal como todos los Senadores con quienes nos hemos reunido, fue la misma: estas discusiones tardan mucho en tramitarse, nos dio el ejemplo del proyecto sobre la imprescriptibilidad de abusos sexuales, la ley de identidad de género, y sí bien son ejemplares en el sentido del paso de tortuga con la que trabaja nuestra legislación, creemos que el poder legislativo podría en vez de pedirnos paciencia, trabajar con más celeridad para discutir y legislar justamente para proteger los derechos de las niñas, le niñes, los niños y adolescentes que esperan mucho más de las personas adultas que trabajan por una democracia inexistente, ya que es una que no incluye de manera equitativa a los hijos de familias LGBTQI.

Porque el proyecto de ley de filiación y el ante proyecto de matrimonio igualitario deben ser legislados por carriles diferentes

Con respecto a la necesidad lógica de discutir nuestro proyecto de ley de manera independiente del ante proyecto del matrimonio igualitario del movimiento gay, obtuvimos una respuesta sensata por parte de la Senadora Rincón. Ella como legisladora, comparte el razonamiento nuestro, de que la reforma a los derechos de filiación en nada tiene que ver con la relación de pareja, o la falta de aquella relación de las personas adultas responsables por la co-crianza de las hijas, les hijes e hijos en común, sea a través del Acuerdo de Unión Civil o por un eventual matrimonio igualitario en el futuro.

Por ende, tal como lo hemos planteado desde el principio y como hemos logrado convenir con Senadoras y Senadores en el transcurso del trabajo de lobby por más de 4 años, el proyecto de filiación se debe discutir y promulgar paralelamente al ante proyecto de matrimonio igualitario que se está viendo por un acuerdo amistoso al que se llegó por una demanda ante la CIDH en contra del Estado chileno por la vulneración a parejas homosexuales que les fue denegado su acceso a contraer matrimonio en 2012, por el movimiento homosexual.

El proyecto de filiación Boletín N°10626-07 resuelve y regula el derecho de las hijas, les hijes y los hijos de:

  • Madres que se han sometido conjuntamente a técnicas de reproducción humana asistida.
  • Madres que cuidan y crían conjuntamente a las hijas e hijos de una de ellas que no cuentan con paternidad determinada.
  • Madres o padres convivientes que crían y cuidan conjuntamente.

Una vez regulada la filiación para hijos de familias LGBTQI, esto servirá de tapa bocas para los opositores de la co-crianza lesbomarental, transmarental y homoparental durante la futura discusión del matrimonio igualitario

Tal como las feministas de las Mujeres por la Vida y en contra de la dictadura en los 90s abrieron el camino para erradicar a los hijos ilegítimos de familias heteroparentales, nosotras ayudaremos a resolver esta temática tras la promulgación del proyecto de filiación, cuando le toca al poder legislativo discutir y tramitar el matrimonio igualitario.

Una vez regulada la filiación para hijxs de madres o padres LGBTQI, no habrá un argumento irrefutable cuando les toca a los opositores del avance en derechos humanos, a oponerse a que los niños puedan o no ser criados en familias diversas de parejas que desean contraer matrimonio, ya que el Estado chileno hubiera ya adecuado la ley de filiación para que todos los hijos tuvieran los mismos derechos a ser reconocidos, sin la condición discriminatoria de que obligaría a sus propias madres o padres a tener que antes contraer matrimonio para ser reconocidos por ellas o ellos.

Continuando por esta base, se comprende, que con la pronta tramitación del proyecto de ley que regula la filiación de hijas e hijos de madres o padres LGBTQI, puede incluso servir como una vía para resolver argumentos infundados y discriminatorios en la futura discusión que surgirá en contra del matrimonio homosexual, dado que su argumento se basará en el rechazo ideológico y patriarcal de que niños sean criados por gays, lesbianas, bisexuales y trans.

Como sociedad civil, como feministas, lesbofeministas y transfeministas es nuestro rol empujar y emplazar al legislativo, para erradicar la ilegitimidad y discriminación arbitraria que ejerce el Estado chileno diariamente en contra de nuestras hijas, hijes e hijos. Nuestro rol no es de negociar con sus derechos, y peor aún, con su dignidad humana.



Las familias lesbomarentales erradicamos el heterocispatriarcado

Las familias lesbomarentales irrumpimos en el heterocispatriarcado día tras día, comenzamos este camino mucho antes del ingreso de nuestro proyecto de ley. Partimos con el hecho de construir deconstruyendo a la familia heterocispatriarcal que limita el concepto de familia a la que genera la desigualdad de género, el objetivismo de las hijas, les hijes y los hijos, como objetos y no sujetos de derechos, esa familia heterocispatriarcal que tildan como “tradicional” está muy marcada en la misoginia, el abuso de poder de tipo “patrón de fundo” que no permite el libre albedrio de sus integrantes.

Estamos realizando cambios de paradigmas que servirán a futuras generaciones a vivir libres de la violencia, discriminación y misoginia.

Es hora ya que el poder legislativo trabaje para adecuar todas las leyes relacionadas con los derechos de filiación para frenar la ilegitimidad que somete a nuestras hijas, hijes e hijos. No hay excusa alguna para no avanzar, si bien se comprende que otros proyectos de ley cuentan con la urgencia por parte del ejecutivo, y el nuestro no, este requisito burocrático habla por si sólo, cuando es el derecho a la igualdad y ejercicio pleno de los derechos de niñas, niñes, niños y adolescentes, simplemente no es prioridad para ningún ejecutivo de turno.

#DerechosFiliativosAhora #NoMásHijxsIlegítimos

-

Te puede interesar

Boletín de noticias

En redes sociales

Síguenos en Facebook.

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Te puede interesar