Tribunal de Santiago condena a 12 años de presidio efectivo a autor de robo con violencia en La Florida

Nacional 05 de agosto de 2019 Por
El Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Marco Aurelio Riquelme Norambuena a la pena efectiva de 12 años de presidio, como autor del delito consumado de robo con violencia. Ilícito perpetrado en febrero pasado, en la comuna de La Florida.
Corte de  Santiago .
Corte de Santiago. FOTO : @PJudicialChile

El Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Marco Aurelio Riquelme Norambuena a la pena efectiva de 12 años de presidio, como autor del delito consumado de robo con violencia. Ilícito perpetrado en febrero pasado, en la comuna de La Florida.

En fallo unánime (causa rol 173-2019), el tribunal –integrado por las magistradas Alejandra Hume Contreras (presidenta), Bernardita González Figari (redactora) y Elizabeth Reinoso Diez– aplicó, además, a Riquelme Norambuena las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Una vez que el fallo que de ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso de los elementos empleados en la comisión del delito: un cuchillo de cocina, un punzón artesanal y un gorro pasamontañas, "debiendo dárseles el destino legal".

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 21.50 horas del 26 de febrero de 2019, Riquelme Norambuena y un sujeto no identificado, "ingresaron a un domicilio de la comuna de La Florida escalando el cierre perimetral, para luego ingresar a la casa por una ventana abierta del primer piso, domicilio en donde se encontraban en ese momento las víctimas RESERVADO, Juan Patricio Ramírez Alarcón y su hijo de 13 días de vida. El imputado y su acompañante ingresaron al dormitorio principal, donde se encontraba durmiendo Juan Patricio Ramírez Alarcón junto a su bebé, siendo intimidados con armas cortantes. Al levantarse de la cama y percatarse que venía su pareja, Ramírez Alarcón opuso resistencia, forcejeó y cayó con uno de los sujetos sobre una mesa de vidrio, procediendo el acusado Riquelme Norambuena a tomar por el cuello a RESERVADO colocándole un cuchillo en la zona y amenazándola con que le iba hacer algo al bebé, que se lo iban a llevar. Ramírez Alarcón continuó el forcejeo con el sujeto no identificado, quien finalmente cae por las escaleras, logrando cerrar la puerta del dormitorio, quedando ambas víctimas junto al imputado Riquelme Norambuena iniciándose un forcejeo entre Juan Ramírez y el imputado quien lo agredió con el cuchillo que portaba, logrando finalmente reducirlo con la ayuda de RESERVADO y RESERVADO que llegaron al lugar por los gritos de auxilio.
Se sustrajo, desde la dependencia que el afectado usaba como oficina, un notebook marca Asus avaluado en $1.700.000, de propiedad de Juan Patricio Ramírez Alarcón".

Producto de la agresión, "Ramírez Alarcón resultó con lesiones consistentes en ‘heridas cortantes por arma blanca en dedos de ambas manos, herida compleja rodilla derecha', de carácter menos grave; y RESERVADO sufrió la apertura profunda de la herida de cesárea en 4 centímetros y corte con arma blanca en mano derecha y hematoma en el cuello".

Reincidente
En la determinación de la sanción a aplicar en la especie, el tribunal tuvo presente que: "La pena asignada al delito de robo con violencia es la de presidio mayor en sus grados mínimo a máximo y al aplicar la sanción habrá de tenerse presente que el delito se encuentra consumado, que la participación es en calidad de autor, que se trata de un condenado reincidente, de manera que conforme a la regla 2 del artículo 449 del Código Penal debe excluirse el grado mínimo de la pena, que no concurren otras circunstancias modificatorias y la mayor extensión del mal causado, en la medida que se aprecia que aquel fue más allá de la propia que supone la comisión del delito, extendiéndose sin justificación a la amenaza que se hizo de causar un daño o llevarse al hijo recién nacido de los afectados, provocando un sufrimiento mayor en el momento a la madre, que corrió para poder proteger a su bebé lo que el acusado no le permitió. Además, no obstante estar Riquelme Norambuena encerrado en el dormitorio, la víctima sobre el reteniéndolo, siendo evidente que no podía darse a la fuga, e incluso frente a la presencia de dos personas más que llegaron a ayudar a la víctima, mantuvo su actitud violenta de emplear el arma cortante y resultó con un corte en el abdomen RESERVADO quien logró abrirle los dedos de la mano y quitarle el cuchillo al imputado".

El Universal

El Universal - El portal de noticias que busca informarte día a día.

Contacto: [email protected]

Te puede interesar