3,9 millones de chilenos mayores de 18 años tiene obesidad según estudio de la FAO

Nacional 16 de julio de 2019 Por
En Chile, de acuerdo al estudio, la prevalencia de la inseguridad alimentaria grave afecta al 3,4% de la población, equivalente a 600 mil personas. 
Aton_Obesidad _1a8cb
Imagen: Christian iglesias/Aton Chile

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en conjunto con tres agencias internacionales dedicadas a la alimentación, informó que 3,9 millones de chilenos mayores de 18 años tienen obesidad. 


Según el estudio “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo”, Chile tiene una de las mayores tasas de sobrepeso infantil de América Latina y el Caribe con un 9,3%, superando el promedio regional de 7,5% de la población menores de 5 años. 

En su edición 2019, el documento proporciona por vez primera estimaciones sobre la prevalencia de la inseguridad alimentaria grave y la prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada o grave, indicadores basados en la Escala de experiencias de inseguridad alimentaria (FIES, por sus siglas en inglés). 

La escala FIES se basa en datos obtenidos al preguntar directamente a las personas, a través de encuestas, sobre su seguridad alimentaria y su acceso a los alimentos. 

En Chile, de acuerdo al estudio, la prevalencia de la inseguridad alimentaria grave afecta al 3,4% de la población, equivalente a 600 mil personas. 

Esto significa que las personas no tienen acceso regular a alimentos nutritivos y suficientes, aun cuando no necesariamente padezcan hambre, se encuentran en mayor riesgo de padecer varias formas de malnutrición y mala salud. 

Por otro lado, la prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada (incluye grave) afecta al 13,6% de la población nacional, equivalente a 2.5 millones de personas que manifiestan carencia de acceso regular a alimentos inocuos, nutritivos o suficientes. 

Es decir, la calidad y variedad de los alimentos se encuentran comprometidas. 

En el caso de Chile, según el trabajo de investigación que ha hecho la FAO, se han empleado datos de las encuestas gubernamentales nacionales para calcular las estimaciones de prevalencia de la inseguridad alimentaria aplicando métodos estadísticos de la FAO a fin de ajustar los resultados a la misma norma de referencia mundial. 

El estudio, por su parte, alerta que en América Latina y el Caribe, el hambre está creciendo y en 2018 llegó a afectar a 42,5 millones de personas, el 6,5% de la población regional. 

América del Sur alberga la mayoría (55%) de las personas subalimentadas de la región, y el aumento observado en los últimos años se debe sobre todo al deterioro de la seguridad alimentaria en la República Bolivariana de Venezuela, donde la prevalencia de la subalimentación aumentó casi cuatro veces, de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018. 

El aumento significativo del hambre en Venezuela en los últimos años coincide con el período de recesión del país, cuando la inflación alcanzó aproximadamente un 10 millón por ciento y el crecimiento del PIB real empeoró, pasando de –3,9% en 2014 a un estimado de –25% en 2018. 

“Durante los primeros 15 años de este siglo, América Latina y el Caribe redujo la subalimentación a la mitad. Pero desde 2014 el hambre ha ido aumentando”, dijo el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué. 

Redacción El Universal Chile

El Universal - El portal de noticias que busca informarte día a día.

Contacto: [email protected]
Twitter: @ElUniversalCL

Te puede interesar