Carta de un ex militante de PS ¿Qué diría nuestro presidente Salvador Allende? Destruyeron nuestro partido

Opinión 22 de junio de 2019 Por
Escribo esta carta, con dolor, con pena, con rabia, pero con esperanzas de que algún día nuestro partido político, se levante y, nuestro Presidente Salvador Allende no siga sufriendo, donde quiera que esté.
Salvador Allende PS 513344_n
Salvador Allende Gossens y el pueblo - Foto: Biblioteca Virtual Salvador Allende Gossens - Facebook

Al comenzar esta carta, no daré mi nombre, porque tengo miedo a las represalias que pueda tener, a sabiendas que existen mafiosos del narcotráfico en la comuna de San Ramón, y al no tener protección de ellos, no diré mi nombre por ahora.

Estoy decepcionado, profundamente. Soy un ex militante del Partido Socialista, el mismo que fundó nuestro Presidente Salvador Allende, quién desde el año 1933 participó en su fundación, y en el que permaneció toda su vida, hasta el último de sus días defendiendo al pueblo chileno desde La Meneda, aquel fatídico 11 de septiembre de 1973.

¿Qué diría nuestro presidente Salvador Allende al ver la debacle en que sus actuales timones tienen al Partido Socialista? Me apena profundamente en lo que han transformado nuestro partido. 

En mis tiempos de militante en el Partido Socialista, yo era un solo un jovencito. Creía en el proyecto, porque fue el partido que fundó el presidente Salvador Allende. Me tuve que caer varias veces para darme cuenta que, de ese PS, no había nada de lo que yo imaginaba. Finalmente renuncié al poco tiempo, y fue algo muy doloroso para mí, porque el “Chicho” se revolcaba una y otra vez en su tumba. No necesito decir nada más, porque finalmente es el sentimiento generalizado de muchos que como yo, fuimos parte de los que creímos, y que finalmente terminamos todos estafados política y moralmente.

Los que amamos la política porque creemos en la fuerza constructiva de lo público, lamentamos en el lodazal que nos hundieron los que hoy nos gobiernan y dirigen nuestros conglomerados.

Ustedes, la actual directiva del Partido Socialista, y hablo de un Camilo Escalona, Osvaldo Andrade, de la propia hija del "Chicho", la senadora Isabel Allende. Desde Álvaro Elizalde, que da vergüenza y rabia al verlos cómo tratan de chantajear a los disidentes para reconocer que él ganó (Elizalde). ¿Por qué quiere ser presidente por segunda vez, si él debe estar sucio hasta el cuello con toda esa corruptela de San Ramón?. Yo que Elizalde haría un profundo hoyo y escondería mi cabeza debajo de la tierra. Dan asco, realmente me dan asco.

Una política derribada por quienes deberían practicarla con honorabilidad. Tramas de corrupción, financiación ilícita de partidos y enriquecimientos subrepticios se añaden a otras infamias, como son los miopes y enfrentistas patrioterismos. La incompetente gestión económica, descaradamente codiciosa e injusta. La decapitación de cualquier futuro en materia de educación, de previsión, de sanidad, de diversidad, de derechos humanos y cultura. La creciente desigualdad social, y un cuanto etcétera. Este mapa de irresponsabilidades pinta nuestro actual paraíso político en Chile.

Hasta ahí, ya creía que no era posible dar una nuestra de confianza a los políticos tal como se organizan en los partidos, ni a la elocuencia del cliché que utilizan en sus discursos. Por desgracia, la mayoría de ustedes se han empeñado en dar una imagen nefasta de sí mismos. La ciudadanía, no sin indignación ni descreimiento, los vemos encastillados en sus pequeñas parcelas ideológicas y en su legitimidad cuestionada por la realidad, de la que parecen haberse distanciado, error carísimo para todo político.

Durante todo este tiempo, me di cuenta que era muy peligroso abjurar de la política en general o de simplificarla como una praxis de incompetentes estafadores. El pueblo quedó hasta la corona, veíamos -y seguimos viendo- cómo los políticos nos tratan a los ciudadanos como verdaderos idiotas y que, paradójicamente, a pesar de todo, había que volver a creer en la política como una cualidad edificante. 

Ya basta: Nos presentan siempre a los mismos, a los de la Concertación, pero solo resultó de ello mi repulsión hasta donde nunca me imaginé. Cambió el panorama político, se cambiaron a la otra vereda, no sé qué resultó peor. Porque hoy vemos las ansias de poder de Álvaro Elizalde y no solo me produce repulsión, sino que además pena de ver en qué transformaron lo que fue alguna vez, el orgullo del Presidente Salvador Allende.

Pregunto otra vez, y espero que tengan la decencia y la honestidad de ser valientes y contestar a mi pregunta. ¿Qué diría hoy nuestro Presidente Salvador Allende de ustedes?

Me dan vergüenza. Me da vergüenza y pena haber pertenecido alguna vez al PS... solo espero que en un futuro, podamos recoger cada uno de los compendios que quedaron, y poder de alguna forma, reconstruir nuestro partido, el mismo que fundó el Chicho, y el mismo hombre del cual dio su vida por todos nosotros.

Atentamente,
Un ex-militante del Partido Socialista de Chile. 

Redacción El Universal Chile

El Universal - El portal de noticias que busca informarte día a día.

Contacto: [email protected]
Twitter: @ElUniversalCL

Te puede interesar

Boletín de noticias

En redes sociales

Síguenos en Facebook.

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Te puede interesar