[VIDEO] Muhammad Ali recuerda haberse preguntado desde que era un niño: "¿Por qué todo es blanco?"

Nacional 05 de junio de 2019 Por
A tres años del fallecimiento de Muhammad Ali, la leyenda del boxeo mundial, quien murió a los 74 años en Phoenix (Arizona), queremos recordar la emblemática entrevista a la BBC, donde puso en el debate el racismo que aún imperaba al momento de su muerte.
muhammad-ali Getty
Foto: Getty Images

“Siempre le pregunté a mi madre; ¿Mamá, Por qué todo es blanco? ¿Porque Jesús es blanco y tiene ojos azules? ¿Por qué en la Última Cena son todos blancos? ¿Los ángeles son blancos?“, se preguntó a la BBC el excampeón de peso pesado del boxeo, e icono social que el 7 de junio del 2016, los 74 años de edad.


A tres años del fallecimiento de Muhammad Ali, queremos recordar un video continúa dando la vuelta al mundo cuando el excampeón de peso pesado e icono social criticó el racismo en Estados Unidos.

En 1971, Muhammad Alí ofreció una entrevista a la cadena inglesa BBC en la que habló sobre la discriminación de la que eran víctimas los afroamericanos en Estados Unidos, e incluso contó anécdotas de manera jocosa y conversaciones que tuvo con su madre, pues asegura que desde muy niño era muy curioso y le preguntaba de todo a su progenitora.

“Siempre le pregunté a mi madre; ¿Mamá, Por qué todo es blanco? ¿Porque Jesús es blanco y tiene ojos azules? ¿Por qué en la Última Cena son todos blancos? ¿Los ángeles son blancos? María y sus ángeles también. Mamá ¿cuando hayamos muerto iremos al cielo? Ella me contestó: naturalmente mi hijo, iremos al cielo. Y yo le pregunté: Entonces ¿Qué pasa con los ángeles negros?”, contó.

El boxeador estadounidense refirió que desde niño iba siempre a misa lo cual se hacía preguntas como: “Tarzán el rey de la selva en África, era blanco, ¿como es posible?”.

“Justo después de coronarme campeón olímpico en Roma, dije: ‘Ahora si puedo comer en el Downtown (centro de la ciudad)’. Así que fui al Downtown ese día, con la gran medalla de oro colgada en el pecho, me senté y pedí una taza de café y un Hot Dog, y la señorita me dijo: ‘Aquí no servimos a negros’. Estaba muy furioso y le dije: ‘Yo tampoco como negros, así que sírvame una taza de café y un Hot Dog'”, relató.

Revise acá la emblemática entrevista. 



Te puede interesar