Dura sentencia por crimen de Nibaldo Villegas: Perpetuo calificado para Johanna Hernández y simple para Francisco Silva

Nacional 16 de mayo de 2019 Por
Aton_ Nibaldo Villegas 315086
Imagen: Andres Piña/Aton Chile

El Tribunal Oral Penal de Viña del Mar sentenció a presidio perpetuo calificado a Johanna Hernández Vicuña (32) y a presidio perpetuo simple a Francisco Silva Hale (37) por el asesinato del profesor Nibaldo Villegas Gutiérrez, de 50 años al momento de su muerte. 

La sentencia, leída por el juez Claudio Espinoza, acogió las penas solicitadas por el fiscal José Miguel Subiabre, y fue recibida con emoción y satisfacción por parte de los familiares y amigos de la víctima que llegaron al tribunal viñamarino. 

En concreto, Johanna Hernández deberá pasar un mínimo de 40 años tras las rejas antes de recibir cualquier beneficio penitenciario. En el caso de Silva Hale, implica un mínimo de 20 años de cárcel. Solo se les abonará el tiempo que pasaron en prisión preventiva desde el 22 de agosto de 2018. 

Tanto los acusados como sus abogados defensores no concurrieron a la audiencia de lectura de sentencia, debido a que el panorama para ellos se presentaba sombrío por la contundencia de las pruebas y la calificación de los crímenes. 

De hecho, el veredicto de condena del 8 de mayo pasado los jueces, en su fallo unpanime, agregaron la agravante de alevosía al delito de parricidio en el caso de Johanna Hernández, y de homicidio calificado respecto a Francisco Silva. 

En el juicio, el fiscal Subiabre presentó más de 50 evidencias materiales, 26 testigos y 22 peritos para acreditar la participación de los dos acusados en el crimen que quedó al descubierto el 15 de agosto del año pasado, cuando apareció el torso de la víctima flotando en la bahía de Valparaíso. 

Los jueces dieron por acreditado que en la noche del 10 de agosto, la mujer simuló una velada romántica en la casa del profesor, lo que aprovechó para darle alcohol con clonazepam y dormirlo. Luego, llegó Silva y entre ambos le propinaron una puñalada en el pulmón izquierdo que le provocó la muerte. No podía defenderse, reclacaron los jueces. 

Después en la madrugada del 11, cargaron el cuerpo en un automóvil y viajaron hasta Laguna Verde, en Valparaíso, para abandonar los restos en el sector Las Docas, arrojándolos a un acantilado y al mar. En el trayecto, Francisco Silva se detuvo en una estación bencinera y en un cajero de BancoEstado en Quilpué, donde giró dinero con la tarjeta de crédito de la víctima. 

Tras ser detenidos el 21 de agosto, se acabó el supuesto amor que ambos acusados se juraban y que los llevó a cometer el atroz homicidio. Comenzaron a culparse mutuamente y a simular locura, sobre todo Silva Hale, que en todas las audiencias se meneó sin convencer a nadie, pero provocando la ira de los familiares de la víctima. 

Redacción El Universal Chile

El Universal - El portal de noticias que busca informarte día a día.

Contacto: [email protected]
Twitter: @ElUniversalCL

Te puede interesar