Ponte en sus zapatos: La intervención de arte/político que el actor Nito Rojas quiere regalar el próximo 8M, 2020

Opinión 06 de febrero de 2020 Por
Años y siglos de desigualdad que han limitado no solo la expresión de lo femenino, también la han menoscabado, deteniendo sus derechos y necesidades.
FB_IMG_1581014715921
Foto: Acción y Arte

El 8M se ha transformado en un día fundamental para evidenciar la falta de derechos que existen para las mujeres, derechos que sin lugar a duda llegan a todos los que rodean a esa mujer.

Años y siglos de desigualdad que han limitado no solo la expresión de lo femenino, también la han menoscabado, deteniendo sus derechos y necesidades.

Ser mujer en Chile no es fácil y si a eso le vamos sumando otras variables o características se puede llegar a transformar en un lugar de absoluta y cruel discriminación.

Miles de mujeres se han levantado en Chile para unir sus demandas desde una mirada transversal, inclusiva y por sobre todo se han posicionado como seres políticos que hoy reclaman participación, presencia y esencia en todo el acontecer nacional.

El año 2019 fuimos gratamente sorprendidos con la presencia de miles de mujeres recorriendo las calles del país. Una voz iracunda que se había guardado por siglos esta vez despertaba, ¡¡fuera el patriarcado¡¡ y lo más importante, ¡¡sin nosotras nada¡¡, frases que calaron profundamente en la conciencia de una nación que no se detenía en observarla.

Ese día es recordado como uno de los 8M más importante del cual se tenga memoria, no solo por el impacto, sino también porque las 800 mil mujeres salieron a la calle en todo el país.

Desde la coordinadora de la feminista hazaña señalaron que fue una marcha pacifica y transversal. Mientras tanto un gobierno mudo a través de su ministra y un Estado muchas veces cómplices de los cientos de atropellos que viven a diario ocupando un rol de simple observador.

El concepto de sororidad, derivado del latín que significa hermana, comenzó a tener sentido, vida, cuerpo y miles de forma. Ahora era el momento de ser y crecer, correr y gritar, era un momento para levantar el puño frente a la injusticia y abrir la mano amiga al momento de recibir la bondad, y no me refiero a esa bondad idealizada en los cuentos, me refiero a la bondad del construir, conquistar, la bondad de ganar el tiempo y territorio perdido.

Registro de la marcha y sus alcances hay variados, sin embargo no se puede ignorar la presencia de hombres en la marcha y la importancia de que estos estén, no como relleno de un calle o como objeto saboteador, sino como sujeto a veces cómplice o testigo de la situación que enfrentan las mujeres. Un hombre en ese espacio no es tan solo un hombre, es un sujeto que se va abriendo conciencia con el caminar de cientos de mujeres, conciencia que lo lleva a decir NO a la violencia.

Hombres que viven la violencia patriarcal depositadas en sus madres, hermanas, amigas, compañeras y que ven la rabia de la impotencia por la falta de derecho.

Chile, país que lidera la violencia al interior de la familia, hoy tiene a los hijos de esas mujeres marchando junto ellas, lamentablemente esto también ha despertado la molestia de un pequeño grupo de mujeres, algunas que cae en el limite, verbalizando sin problemas que en la marcha la presencia de los hombres no puede ser posible, un discurso contradictorio y dañino a la propia causa, un discurso que no promueve la sensibilización en quienes en su mayoría ejercen la violencia, un discurso que segrega, discrimina y hace retroceder los precarios avances de desigualada que han logrado las miles de mujeres que marchas por las otras miles que no están.

Este estallido nos dejó una lección muy importante, ninguna causa ganaremos si luchamos separados, ninguna fuerza aplastaremos si las miradas se dividen, las causas comunes deben ser vividas por los comunes, mujeres, hombres, niñas y niños que no buscan un protagonismo sino simplemente unir la voz.

FB_IMG_1581014751706
Foto: Acción y Arte.
IMG-20200116-WA0029
Nito Rojas y José Luis Díaz


En este 8M 2020, el destacado actor Nito Rojas hizo un llamado a transitar desde la masculinidad a la feminidad, limpiándose de prejuicios y estigmas que muchas veces encapsulan la violencia, Nito Rojas, llamó a colocarse en sus zapatos (zapatos de mujer), no como un gesto pintoresco después de una entretenida murga, mas bien un acto político, disidente, a la vez cómplices de miles de batallas que se han dado en busca del derecho y la desigualdad.

Si bien esta intervención el actor la realzara junto a sus amigos cercanos que desean terminar con la violencia hacia las mujeres, seria un gesto importante de ser replicados por todos los hombres o niños que de alguna manera desean terminar con la violencia, la desigualdad y segregación que viven muchas de las que comparten la vida con nosotros, amigas, parejas, compañeras, hermanas.

Por un 8M 2020  para ellas y con ellas



Lea además:

Daniel-Matamala- Karen Atala A1[OPINIÓN] Daniel Matamala: Una columna mal contada
José Luis Díaz_065605_100[OPINIÓN] ¡Grita tu nombre!
Represión Carabineros A37315Golpe o juramento: Una bandera de sangre
Carabineros Fuerzas Especiales  -1-730x350-1Chile al cuidado de una policía enferma. La deuda de la salud mental del Hospital de Carabineros (HOSCAR)

Te puede interesar

Boletín de noticias

En redes sociales

Síguenos en Facebook.

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Te puede interesar

THE TIMES CHILE TV