Periodista Javier Rebolledo recordó el rol que jugó durante la dictadura, la jueza que custodiará el proceso de una nueva Constitución

Nacional 21 de enero de 2020 Por
Se trata de la la ministra de la Corte Suprema, Rosa María Egnem, quien en 1973 ayudó a ocultar el hallazgo de 18 cadáveres de gente en la masacre de Laja y San Rosendo.
Corte Suprema, Rosa Egnem-za66s

A través de sus redes sociales, el periodista y escritor Javier Rebolledo, dio cuenta de quién custodiará el proceso para una nueva Constitución.


Se trata de la la ministra de la Corte Suprema, Rosa María Egnem, quien en 1973 ayudó a ocultar el hallazgo de 18 cadáveres de gente en la masacre de Laja y San Rosendo.

En ese contexto, Javier Rebolledo escribió en su cuenta de facebook, que en septiembre de 1973, diecinueve obreros y vecinos de Laja y San Rosendo, "desaparecieron luego de ser secuestrados por carabineros. Los uniformados masacraron y fulminaron a sus víctimas en un predio explotado por forestal Mininco, empresa integrante de la CMPC".

El autor de "A la sombra de los cuervos", indica que "para mala fortuna de los asesinos, poco después, perros del sector desenterraron los cuerpos y carabineros de Yumbel tuvieron que informar del hallazgo en el Juzgado de Mayor Cuantía de Yumbel, procedimiento que fue recibido por Rosa Egnem, quien en ese momento trabajaba como secretaría del juzgado".

A lo que agrega que "Rosa Egnem recibió personalmente el parte policial que denunciaba el hallazgo de los cuerpos y lo dejó consignado en el Libro de Ingreso. Posteriormente, tomó el papel y lo guardó en ‘la caja de fondos’ del tribunal, donde comenzó una larga hibernación. Además, decidió borrar el registro de su letra en el Libro de Ingreso, acción que llevó a cabo con sus propias manos. Cabe mencionar que el Libro de Ingreso es un documento público que nadie debe alterar".

"Años después, la justicia la interrogó y señaló que lo había hecho debido a que sintió temor de la reacción de su jefa. Consecuencia directa del accionar de Rosa Egnem, fue que los cadáveres se encontraron seis años después en el Cementerio Parroquial de Yumbel. Durante todo ese período los familiares de las víctimas padecieron la ausencia sin explicación, los datos falsos de posibles paraderos y la angustiosa esperanza de encontrarlos con vida en algún momento", escribió Rebolledo.

"Egnem pudo aliviar ese dolor mucho antes, porque sabía del asesinato y del hallazgo de los cadáveres. Posteriormente, jamás tuvo la intención de acercarse a colaborar con la causa, aún abierta, y solo con carabineros condenados en primera instancia. En vez de eso, no ha pedido perdón y nunca ha tenido un gesto con los familiares de las víctimas", prosiguió el periodista.

Finalmente, Rebolledo finaliza con una pregunta: "¿Ese criterio y ese temple de carácter va a estar como tutor del proceso electoral? Por su responsabilidad que, según mi criterio, es el de encubridora de asesinato, ella no debiera estar en ese cargo y tampoco como ministra de la Corte Suprema".

Revise ACÁ su publicación.


Lea además:

JuanSenador Juan Castro: "Si todas las personas tuvieran que ir a votar no sería posible llegar al resultado en un día"
Congreso CS diputadosAprueban aumentar penas a mayores de edad que se valen de menores para cometer delitos
HugoDeclaran admisible solicitud de cese en el cargo de diputado #HugoGutierrez

Te puede interesar

Boletín de noticias

En redes sociales

Síguenos en Facebook.

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Te puede interesar

THE TIMES CHILE TV