El Universal Chile El Universal Chile

OPINIÓN: La noche de navidad, dulce para muchos, amarga para otros

"¿Hoy en la parroquia Nuestra señora del rosario de Quilpué rezaran por las siguientes personas y sus familiares por todo el daño causado, y que se niegan a reparar?".

Opinión 24 de diciembre de 2019 Mauricio Pulgar - @iristos
catedral de Valparaíso 2-auno 957959
Catedral de Valparaíso

Buscanos en Google Noticias 

logo-google-new

Navidad, una palabra que en sí misma pareciera encerrar un significado psicosocial. Ciertamente la etimología, solo nos presenta el concepto “nacer”, como un acto en sí mismo. Pero psicosocialmente se agregó un gran plus para celebrar a un judío, que habría preferido ser quemado vivo antes que celebrasen su nacimiento el mismo día de una fiesta a un dios romano, oh espera, olvide que los romanos lo masacraron de manera bestial, ¿mayor motivo para celebrar su nacimiento en una fiesta romana?, ¿no?

Más allá de la ironía, muchos católicos, evangélicos, protestantes buscaran tener una noche que manifieste una dulzura al ambiente, uno que ya está impregnado a residuos de bombas lacrimógenas, olor a sangre de chilenas y chilenos mutilados. Hoy es la noche en que, al igual que en dictadura, fingiremos que TODO ESTA BIEN, reiremos y celebraremos ya que ¿Todo esta bien? ¿No?

Esta noche, la iglesia católica usará la imagen de un Jesús nacido en un pesebre para instar a la sencillez, la humildad, un Dios sumiso, y un Dios que se hace carne. Esta noche las iglesias católicas se llenarán, habrá lindos cánticos, mucha emocionalidad.

Para la iglesia católica de Chile, es una noche dulce, pero ese dulzor, es A COSTA de quienes pasaremos una nueva noche sin justicia, sin verdad y sin reparación.

Es para no creer, el negacionismo de obispos como Ossandon, Prado, Duarte, Caro, Ezzati, Errazuriz, Ramos, González, Chomali y el negacionista obispo Silva, entre otros.

Una nueva noche “buena” donde las risas forzadas, donde un tratar de mirar “positivamente”, se vuelve un verdadero tormento.

Hoy, en muchos templos católicos se rezará por los pobres, los agobiados, las personas privadas de libertad, y un largo etc; pero la iglesia católica de Chile, nuevamente hará como que las victimas de abuso sexual clerical, simplemente, NO EXISTEN.

Una noche dulce para la iglesia católica, a costa del sufrimiento IRREPARABLE de cientos de víctimas. De muchas otras personas que temen denunciar y VIVIR LO MISMO QUE OTRAS VICTIMAS HAN VIVIDO.

¿Dónde está el amor al prójimo hacia las victimas de abuso sexual clerical?

¿Dónde está la caridad hacia las víctimas de abuso sexual y de poder clerical?

¿Esta noche en parroquias católicas rezaran por las victimas de cada parroquia pidiendo perdón a sus familias también?

¿Hoy en la parroquia Nuestra señora del rosario de Quilpué rezaran por las siguientes personas y sus familiares por todo el daño causado, y que se niegan a reparar?

Rezaran por:

Gustavo Donoso, Marcelo Rodriguez, Marcelo Soto y quien suscribe.

Les respondo, NO, porque es mejor no ver, no reconocer, no asumir nada, total ¿algún día nos moriremos?, ¿no?
¿En la catedral de Valparaíso, harán oración por Sebastián del Rio, y muchos otros que fueron acosados, abusados, torturados, manipulados por el obispo Gonzalo Duarte?

¿En el obispado de San Felipe, se levantará una oración por quienes fuimos violados, torturados y manipulados en esa diócesis, oraran para que la reparación sea YA?

Lo mismo puedo replicar a distintas parroquias, colegios y diócesis de Chile, hoy, las victimas y sus familiares, nuevamente no tendrán nombre, ni apellido, ni siquiera existencia.

Está noche, será muy dulce para otros, a costa de que sea muy amarga para otros.

Y llegaremos a un nuevo fin de año, SIN JUSTICIA, SIN REPARACIÓN SIN COMENZAR UN CAMINO DE SANAR LO INSANABLE.

Si las victimas comenzáramos a interrumpir las celebraciones, seriamos acusados de “violentos”, lo que sería paradójico, ya que la interrupción de las celebraciones religiosas, debería venir desde los mismos creyentes. Pero, ¿Es necesario recurrir a no permitir que se pueda celebrar los ritos hasta que llegue la justa verdad y reparación?

Tendremos, gracias a las movilizaciones de millones, una nueva constitución, un nuevo sistema económico, habrá progreso para nuestro amado país, pero, la iglesia católica, seguirá, día a día, destruyendo la poca fuerza que le queda a cientos de víctimas, mujeres y varones, que la iglesia católica permitió que fuéramos abusados, violados, manipulados, torturados y dejados a nuestra suerte para nunca más sonreír de verdad.

Feliz dulce noche buena.



Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En EL UNIVERSAL CHILE valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Te puede interesar

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Lo más visto

Boletín de noticias