OPINIÓN: ¿Qué puede hacer la Iglesia Católica sobre la crisis política que vivimos en Chile?

Opinión 13 de noviembre de 2019 Por
La conferencia episcopal, dio una declaración leída por su presidente, el obispo castrense Santiago Silva. Me parece correcto que una institución social religiosa se exprese, y al mismo tiempo, junto con escuchar, me permito expresar lo siguiente:
Iglesia Católica 0012 22
Foto: Conferencia Episcopal

¿Está la iglesia católica de Chile escuchando lo que el país expresa? ¿Entiende la Iglesia católica que pare del reclamo social es contra ellos como institución religiosa?

Quiero iniciar expresando que NO CREO EN LA VIOLENCIA COMO FORMA DE SOLUCIÓN DE CONFLICTOS NI COMO EXPRESION VALIDA.

Continuo, La Iglesia católica hace un llamado a la paz, pero lo curioso es que es una institución que practica la violencia de manera PERMANENTE. Un pequeño ejemplo, la máxima autoridad católica mundial dio una orden “acoger y reparar a las victimas de abuso sexual clerical” ¿Lo cumple la iglesia católica en Chile? Ciertamente, NO.
Ninguna de las victimas de abuso sexual y de poder, acreditadas, ya sea por decretos de Roma, reconociendo los delitos de violación sexual, manipulación de conciencia y de poder ha recibido NI ACOGIDA, NI REPARACIÓN económica y religiosa.

Algunos dirán ¿Acaso las victimas del caso Karadima no cuentan? Cuentan, pero la reparación económica, fue A PESAR de la iglesia, fue un fruto donde el poder judicial obligó a la institución religiosa, no es una reparación económica y religiosa NACIDA desde la voluntad de la institución religiosa.

Hoy la iglesia católica ejerce violencia psicológica, económica y moral hacia muchas víctimas, por ejemplo, José Lara en Concepción, ¿Espera el obispado de Concepción que la ley le diga que es lo correcto?

Otro ejemplo, los denunciantes de casos vinculados a Jesuitas, Maristas, Salesianos, SSCC y otros ¿De verdad tiene que ser un poder judicial el que les diga que es moral y correcto dejar de humillar a las víctimas?

Otro Ejemplo, Caso Chillan ¿Qué espera el obispo? ¿Esta esperando el suicidio de las victimas para golpearse el pecho y pedir perdón para no hacer la reparación?

Nuevamente, otro ejemplo, Rancagua ¿Seguirán negando a las víctimas, algunas actualmente menores de edad? ¿Esperan que el trauma se acumule con el tiempo y las victimas se suiciden?

Obispos como Gonzalo Duarte, Prado, Contreras, Vial, Medina, Errazuriz, Caro, González, Ossandon y otros, liderados por el obispo Santiago Silva, jamás han querido reunirse con nosotros, las victimas vinculadas a casos donde tuvieron participación por encubrimiento o facilitación.

¿Cómo llamas a la paz obispo Silva si tu te niegas a reconocer a las victimas de la región que te ordeno como presbítero y obispo?

Hoy, Obispo Santiago Silva, tu generas, como líder, mucha violencia en nuestros hijos, que nos ven afectados por las secuelas del abuso sexual y de conciencia. Generas violencia en nuestras esposas, esposos, parejas que ven con impotencia que se nos apaga el alma, la vida y las ganas de vivir ante la indolencia de tu parte que no hacer NADA por las víctimas.

Generas violencia desde la conferencia episcopal, cuando prefieres no salir en una conferencia de prensa donde te enteras que dos denunciantes, Sebastián del Rio y yo, queríamos hablar contigo.

Como dije en otra columna, somos hijos de alguien que con impotencia nos ve sufrir, somos hermanos de alguien que nos ve sufrir, somos sobrinos de alguien que llora de impotencia por que nos ve sufrir, somos amigos de muchas personas que se cuestionan cuando asisten a la celebración eucarística, y recuerdan que nosotros estamos sufriendo.

Tenemos secuelas, acreditadas incluso con peritajes, pero, bajo tu liderazgo obispo Santiago Silva, no reconocen lo que la ciencia dice respecto de nuestras secuelas TOTALMENTE ACREDITADAS.

Por todo lo dicho, por el representante de la conferencia episcopal de Chile, el señor Santiago Silva, desde y por mis compañeros de denuncia de la V región de Chile, te llamo a LA NO VIOLENCIA señor obispo Silva, PARE SU VIOLENCIA, DETENGA LA DESTRUCCIÓN DE NUESTRAS VIDAS, DEJEN DE ASESINAR NUESTRAS VIDAS, o lo que queda de ellas.

Los invito señores de la conferencia episcopal de Chile, a que nos permitan EL DERECHO DE VIVIR EN Y CON PAZ.

Te puede interesar

Boletín de noticias

En redes sociales

Síguenos en Facebook.

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Te puede interesar

THE TIMES CHILE TV