Estudiante Polette Vega acusa nueva agresión de sus compañeros: No la dejaron entrar a la sala de clases

Nacional 10 de octubre de 2019 Por
La estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Chile, Polette Vega, acusó haber sido expulsada de la sala de clases por sus propios compañeros luego que esta volviera a la facultad después de tres meses. La universitaria es rechazada por sus pares solo por tener "una postura de derecha", indicó.
Polette Vega _n_vir1
Captura de video

Polette Vega, estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Chile, había sufrido un hecho de violencia en julio pasado, donde en aquella oportunidad señaló que no quería volver a su sala de clases por temor a represalias. Tras volver el pasado 24 de septiembre, acusó "haber sido expulsada de la clase" bajo un ambiente hostil.


Según consigna el medio La Tercera, la Secretaria General del Centro Derecha Universitaria de la Universidad de Chile Polette Vega, volvió a retomar sus clases de Trabajo Social en dicha institución el pasado 24 de septiembre, donde acusa a sus compañeros de "increparla y a expulsarla de la sala", al punto que le tiraron agua. “¿Por qué no te vai?”, le dijeron.

Vega, había estado alejada de la institución luego de ser víctima de un hecho de violencia ocurrido en julio pasado, y aseguró que "el clima de intolerancia es grave" en el campus Juan Gómez Millas.  

“Una compañera se paró de su puesto y me increpó, me preguntó qué estaba haciendo en la sala. Le dije que estaba en clases y ella paró la clase y dijo que se iba a ir, porque no podía estar en la sala con alguien que pensara como yo. Otra persona hizo lo mismo, y otro dijo que la que me tenía que ir de la sala era yo”, cuenta la estudiante, sobre el último episodio ocurrido el 24 de septiembre.

“Empecé a llorar y luego una compañera me tiró una botella de agua encima, mojando mi ropa y mis apuntes. Me quedé sentada llorando”, agrega Vega, luego que los compañeros le pidieron al profesor tomar una postura sobre si ella debía estar en la sala o no, y que él les dijo que si lo obligaban a tomar partido, entonces renunciaría, porque esa no era la Universidad de Chile en la que quería estar.


Vega señaló que no había querido denunciar nada luego de los hechos ocurridos el 24 de septiembre, después de dos semanas, recurrió al matutino para revelar en nuevo ataque que fue víctima. “Quedé muy mal psicológicamente, recién ahora puedo afrontar la situación”, relata.

Luego de eso, Pollete Vega no ha vuelvo a clases, y su facultad le ofreció un plan alternativo de estudios, para que no tenga que ir al campus.

“Esto no es casual ni fortuito, es una intolerancia generalizada, donde la ultraizquierda se pasa de la raya y reproduce lo mismo que critica. Y le cabe responsabilidad a las autoridades y a los profesores, porque muchos son sesgados y les enseñan solo una visión de las cosas a cabros que recién salieron del colegio”, agrega Polette, quien anticipa que postulará a la presidencia de la Fech, para levantar la consigna contra la violencia.

Te puede interesar