La disidencia se levanta ante el patriarcado gay. La voz vitalicia de un dirigente desgastado.

Opinión 20 de junio de 2019 Por
Las organizaciones históricas LGTBI han tenido diferencias importantes en su forma y fondo de hacer su trabajo.
José Luis Díaz _b88b7
Foto: José Luis Diaz

En su mayoría vemos una mirada de inclusión y respeto a la diversidad sexual, logrando abrir espacios en sus orgánicas internas para que el nuevo abanico de las sexualidades logre un punto de encuentro e inclusión, sin embargo existe algunas que en su interna se manejan desde lo más patriarcal y heteronormado, ejemplo de ello son tenemos a Iguales y MOVILH, estas últimas hacen poco para incomodar a la "clase blanca" autodenominada elite, clase privilegiada a la cual que desean pertenecer, pues su proceso de pertenencia se da desde la similitud con el otro y no la diferencia con el otro, olvidándose en sus discursos de quienes viven la marginalidad total en sus poblaciones y realidades.

Estas son dos organizaciones que presentan un alto ruido mediático, pero de escaso contenido social y con muy baja representación.

Si bien, la gran mayoría de las organizaciones de Santiago y Regiones han incorporado activistas nuevos al escenario LGTBQ+, estas dos organizaciones NO se han caracterizado por levantar nuevas figuras, sino más bien hacerlas desaparecer de los espacios públicos cuando se ven amenazados en su protagonismo.

En el caso de MOVILH observamos una organización que se ha caracterizado por su transfobia, misoginia y seguir en la lucha con los privilegios que salpican del patriarcado, heteronormado e higiénico. El vocero vitalicio de MOVILH, ha sido señalado como un verdadero mercenario de la comunidad LGTBIQ+, se le ha visto con distintos políticos y ha transitado en cuanto partido existe hoy, evidenciando que cualquier color pinta su rostro de inclusión.

Este vocero vitalicio, no solo cuenta con el amplio rechazo de sus pares, si no también ofrece su alocado BÚNKER para proteger a quienes al día siguiente le pueden ser útiles, Fotos limpiando imagen de municipios, Independencia y Providencia, han sido algunos de los cuadros colgados en su pared, otros con la vocera de gobierno, la misma que tiene a los estudiante criminalizados y fuertemente agredida por carabineros.

Entre todo eso, no se puede olvidar que en algún momento apoyo al mismo abogado que arrebato a las hijas de la jueza Atala por el hecho de ser lesbiana. Al parecer, la memoria frágil del vocero vitalicio, le ha jugado malos ratos y momentos. Las redes sociales no se dejaron esperar cuando en uno de sus mensajes acusa a la disidencia sexual de fascista y de refugiar nazis en su interior, más allá de mi opinión frente al tema, las acusaciones fueron compleja y también encontraron respuesta.

Para Romina Ramírez, profesora y activista Trans " la verdad yo no conozco a este señor, lo que si recuerdo que desde mi adolescencia ha sido el vocero o representante de la misma organización y estoy segura de que no me pierdo de nada, pues él ha mirado la trasnsexualidad desde la vereda del frente, así como también a las personas viviendo con VIH y mujeres, no fue casual la salida de importantes personas de su agrupación, acusándolo de misógino y otras discriminaciones”.

Dentro de todos los rechazos que genero el mensaje del vocero vitalicio autoasignado, se presentó una carta abierta por parte del activista y licenciado en derecho, Sebastián Mancilla Ulloa, la cual identifico a gran parte de la comunidad LGTBIQ+ que se siente no representada con este vocero vitalicio, y a la vez rechaza las políticas y acciones que su organización representa en tanto a forma y fondo.

"Don Rolando Jiménez, conocido dirigente por la diversidad, presidente del MOVILH ha dicho que hay organizaciones "disidentes y anarquistas" que han sido violentas con organizaciones como la suya por "diferencias políticas", y que es fascista el uso indiscriminado de violencia por parte de esas organizaciones. Si Don Rolando gusta, se le puede plantear con mucha educación nuestra diferencia política. Se le puede explicar que a muchas organizaciones nos parece un desatino tremendo dividir a la comunidad con estas declaraciones en el mes donde se supone que trabajamos juntes respetando nuestras diferencias. Y las diferencias tienen muchas dimensiones. Primero, hay una diferencia política. Muchos y muchas no creemos que haya que confiar en todos los gobiernos, porque algunos tienen un proyecto en el que nosotros no tenemos cabida. Porque gobiernan para los fletos más soñados, los con más lucas, los hijos de, los apitutaos. Porque después de 20 años de administración suya lo que tenemos es un movimiento cooptado por Fundación Iguales que ha despolitizado abiertamente un conflicto que es político. Usted Don Rolando aplaude a Sebastián Piñera en el momento en el que anuncia la ley de pesca, una ley marcada por el cohecho, la mentira, una ley reflejo de cómo funciona el congreso con quienes deciden venderles a las empresas la confianza de la gente. Segundo, hay diferencias de programa. Sin duda. Usted no ha comprendido que la comunidad es grande como una casa y que no puede ser posible que los cuerpos trans no tengan prioridad, no tengan voz, no tengan un espacio. No sólo somos las colas, Don Rolando. Tercero, usted es un farsante. Y entiendo a las colas y lelas y trans que con furia lo funan en la marcha. Es que le tenemos rabia. Rabia por la instrumentalización con el movimiento, rabia por hacerse el loco con las primas con vih/sida, con esa enfermedad del autoestima, con ese látigo con el que nos castigan las farmacéuticas, que nos endeudan en PreP y al Estado con tratamientos. Esa enfermedad que se tiene por ser puta pobre, por ser africano, por ser latino, por ser maricón. Tenemos rabia por su falta de visión. Porque despenalizar la sodomía fue la raja pero luego de eso qué? con su dirección no avanzamos, la agenda se traba, y sigue hablando de matrimonio igualitario y de ganadas civiles cuando está claro que tenemos que hablar de educación. Cuarto, por su falta de sentido por lo urgente. Porque pareciera que usted, Don Rolando, se olvida de los y las miembros de esta comunidad que están muriendo, de Lemebel no queriendo ser leído en los liceos por colafuerte, del nivel de virulencia que se viene levantando como opción en la derecha. Esa que juró nunca aplaudir y con la que se sentó para hacer lobby de un par de leyes charchas, como la Zamudio, que le sirve más a los funcionarios públicos que a los maricones. Como el acuerdo de unión civil que no nos permite cumplir nuestros sueños de familia. Y quiere que salgamos a llorar de orgullo a la calle por haber conseguido acuerdos patrimoniales. QUÉ INTERESAN LOS ACUERDOS PATRIMONIALES CUANDO SE SUFRE LA EXPERIENCIA BRUTAL DE SER DIFERENTE? Un abogado puede juntar los bienes de los colas con una sociedad civil, hay mil formas de hacer acuerdos patrimoniales, de hacer al amante heredero, fideocomisario, socio. Puro maquillaje, Don Rolando, puras reformas cosméticas, puro miss visibilidad lésbica, puros informes de derechos humanos con extraña metodología, puras capacitaciones a fuerzas armadas, ninguna reunión con las travestis de Matta. La comunidad LGBT+ ya no lo quiere, ni lo respeta. Quizás lo más violento es su obsesión por el poder, lo fuerte que se aferra a 30 años de vocería eterna. Váyase, Don Rolando, el país cambió, y por lamentable que parezca usted no cambió con él”

En honor a los que partieron sin que la voz vitalicia levantara una palabra.
Orgullo 2019

Te puede interesar

Boletín de noticias

En redes sociales

Síguenos en Facebook.

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.