El Universal Chile El Universal Chile

[OPINIÓN] La victoria del Pueblo. Un tren con pasajeros conocidos

"Vamos a refundar Chile (...) Solo en el pueblo podemos confiar". 

Opinión 26 de octubre de 2020 José Luis Díaz - IG: @psicologocano
Plaza Dignidad 25 de Octubre del 2020 1850765052_n
Foto: Agencia UNO

Buscanos en Google Noticias 

logo-google-new

Domingo 25 de octubre, Chile se volcó a las urnas. El momento había sido esperado por mucho tiempo hablo precisamente de un plebiscito de cambio de constitución, bajo el sospechoso "acuerdo por la paz", en donde políticos de distintos sectores se reunieron a espaldas del pueblo para firmar un acuerdo, mientras los llamados lumpen seguían entregando cuerpos, ojos y humillaciones a un gobierno dictatorial que no dudaba en colocar a las fuerzas de Estado en contra de su propio pueblo. Sin embargo, quisimos dar vuelta la espada y revertir la traición política.

Ganamos y nos sentimos bien. Las incansables marchas de chilenos y chilenas por los cambios esta vez tomaron cuerpo de estallido social, nadie puede olvidar el 18 de octubre de 2019, se crea una gran sinergia que levantó la voz más allá de las nubes contaminadas de un país enfermo, agonizante de saqueos, corrupción y robos a la dignidad de todo un pueblo.

La gente aburrida de ser espectadores de derechos, de acuerdos entre gallos y medianoche, sobrepasados de una política que se acuerda en la cocina y de la que se sirve cualquier sector. Poco le significaba la democracia. Algunos de ellos apoyándose en la legalidad de los vicios de una democracia en la medida de lo posible y sospechosamente dictatorial, defendida por una constitución creada en dictadura.

Nos recordaban los inicios de la democracia. La cual también fue recuperada por el pueblo y servida por una clase oportunista, fuimos testigos de una serie de senadores designados, siendo el criminal dictador la primera representación de una democracia timorata, a los 30 años de esa vergüenza mundial, nos presentaron a los diputados por arrastre, haciendo que el juego de tómbola política cada vez más generara mayor indignación.

Políticos sin representatividad, hoy eran secuestradores de pantalla de TV y se hacían llamar representantes de la ciudadanía, otros electos con total representación, abandonan sus cargos para acompañar al gobierno de turno, permitiendo que posteriormente una cúpula partidista reemplace el cargo que la ciudadanía había asignado.

La clase política, que de clase y decencia en Chile no tiene mucho, no solo nos faltaba el respeto, sino que también se reía en nuestras caras, justificaban sus prácticas y en otros casos jugaban a la ruleta criminalizaron la demanda ciudadana. Nos dieron "ley capucha" y luego en un párvulo video las disculpas recorrieron las redes sociales, disculpan que hoy tiene a cientos de jóvenes que saltan el torniquete en las cárceles de nuestro país, otros ciegos, otros mutilados y otros muertos, que no pudieron llegar a Dignidad al igual que los miles que lo hicimos ayer.

Alguien libre de arrojar la primera piedra, ninguno, por lo mismo, el pueblo las arrojó todas, las lanzó hasta el cansancio, las empuñó con tanta fuerza que la dignidad se vistió de sangre en sus manos. Hoy en mis palabras rindo homenaje a aquellos que fueron y son parte de la primera línea. Un monumento a esos jóvenes debe levantarse en dignidad, no tan solo nos abrieron los ojos, también nos ayudaron a encontrarnos.

Al día siguiente de la felicidad nacional nos enteramos de los cómputos finales, quienes seguíamos con la esperanza de recuperar una verdadera democracia veíamos que la necesidad de un cambio en la constitución es la voz que logra unificar a toda una nación, 7.562.173 votantes, de los cuales el 75% de sufragios se aburrió de parches legales y desea hacer modificación en la columna vertebral de nuestro país.

Chile necesita avanzar en igualdad, los zapatos ortopédicos que vendía la Clase política ya no eran soportable para un país que crece, dejando a hombres y mujeres como seres de primera y segunda categoría. La vieja constitución está agonizando al igual que todo el legado que dejó la dictadura, desde los vicios democráticos, la diferencia de clases y las villas dormitorios. Vamos a refundar Chile.

Mientras esto pasa, los próximos buitres del pueblo, ya están esperando luchar por las constituyentes, al parecer sin entender nada de las demandas sociales, sin ser capaces de sintonizar con las luchas reales, rostros que hoy aparecen en los medios de comunicación, pero que en su gran mayoría, jamás visitaron a Gustavo, nunca preguntaron por Fabiola, jamás visitaron a la familia de Paula o Alicia, a Joel, Agustín, Maicol, Abel, Mauricio, Jorge, Irma o Cristian y los cientos de muertos que nos costó este cambio de constitución.

Los rostros oportunistas del estallido que apelan a ser constituyentes se levantan como sanguijuelas que jamás han visitado los presos políticos de la revuelta, con ellos nada, con el pueblo todo.

Solo en el pueblo podemos confiar. 


.


Lea además:

gays votando chile 17142351La disidencia sexual a las urnas: El odio al clóset.
gays por el apruebo AHJAK1Apruebo - Una Constitución con todos: La importancia del voto gay
Cárcel de Puente Alto pandemia A6HYMQJFICárceles de Chile: Centros de tortura y olvido

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En EL UNIVERSAL CHILE valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Te puede interesar

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Lo más visto

Boletín de noticias