El Universal Chile El Universal Chile

Gais, lesbianas y trans. La violencia más allá de la pandemia

Las promesas del refugio trans poco llegaron y salvo una importante excepción iniciada por el Sindicato de trabajadoras sexuales Amanda Jofré, este es solo una estación de respiro entre toda la violencia, es imposible pensar que una organización de la sociedad civil se haga cargo de un problema país.

Opinión 02 de mayo de 2020 José Luis Diaz - @psicologodiaz
bd510ebf158

Buscanos en Google Noticias 

logo-google-new

Ser gay, lesbiana y trans en tiempos de pandemia puede ser una verdadera pesadilla. Momento en donde la discriminación, la violencia, exclusión y segregación pueden mostrar su peor cara.

Hoy el gobierno hace un fuerte llamado a respetar la cuarentena, encierro obligatorio en algunas comunas y otro como un gesto de empatía a la comunidad.

Lamentablemente este llamado que desde el punto de vista sanitario esta en lo correcto para evitar la pandemia, para muchos que conformamos las llamadas minorías sexuales se vive a punta de agresión y maltrato, se está conviviendo para a cara con lo no deseado. Sabemos que esto no se da en todos los hogares y a la vez sabemos que esos espacios de contención y cobijo son los menos, destacando sobre ellos los que promueven la violencia y el castigo.

En este sentido podemos encontrar violencia física, psicológica, económica, sexual y por omisión (esta última guarda relación con la negación de algún producto de primera necesidad al interior de dicha hogar).

La población más afectada se encuentra la comunidad trans, muchas veces personas que evitan estar en sus hogares y que hoy a falta de un refugio estatal deben permanecer en las mismas casas que los hicieron crecer a costa de violencia. Para muchos que conforman la comunidad trans se abren las heridas de prejuicio y discriminación que vivían desde sus propios seres queridos, estos también fueron víctimas de acciones correctivas en sus propios hogares, insultos, golpes, privación de alimentos y lo peor el cero respeto por su nombre social. El impacto psicológico que está violencia estructural genera demora años de sanar con Psicoterapia, llevándonos a los profesionales de la salud a no trabajar bajo el perdón ni olvido sino la resignificación de lo vivido.

Las promesas del refugio trans poco llegaron y salvo una importante excepción iniciada por el Sindicato de trabajadoras sexuales Amanda Jofré, este es solo una estación de respiro entre toda la violencia, es imposible pensar que una organización de la sociedad civil se haga cargo de un problema país.

Muchas veces la realidad que se vive al interior de los hogares de gais, lesbianas y trans, pasan a ser puntos de agresión que nos recuerda que detrás de un discurso inclusivo y banderas al viento no existe nada más que violencia y agresión.

Si bien para la población Trans existe hoy la ley de identidad de género, todos sabemos que no basta solo un papel si no hay educación sexual. En la actualidad muchas de las personas trans están siendo llamados por su nombre de nacimiento, obligados u obligadas a ocupar su ropa según género de nacimiento y exigiendo les un comportamiento bajo la mirada binaria patriarcal ortodoxa.

Como es de esperar las mujeres lesbianas también son afectadas y como regreso al siglo pasado, plenos años 50, vuelven los controles sobre ellas, las llamadas parecen ser atendidas por más de un oído, la madre, hermanas, sobrinas desean saber con quién habla la camión, volviendo la frase burlesca de mari macha, esa frase que muchas veces la arrojo sobre la cama con el deseo de quemar todo. Los gais, si bien gozamos de las migajas patriarcales la violencia será según la expresión de nuestra manera de sentir nuestro cuerpo y mente, acá la loca experta en resiliencia se transforma rápidamente en el punto de entretención de la familia, rompiendo con sus anécdotas las miradas flagrantes del desprecio de papá y la impotencia de mamá. Hoy cuando se pide no salir de casa es importante recordar el doble esfuerzo que hacemos gais, lesbianas y trans por estar en una casa que no es un hogar. Las políticas educativas y sanitarias deben considerar esta situación país que afecta a miles debido a la no existía de leyes que regulen su protección.

José luis Diaz Psicólogo clínico en población LGBT
+56990910535 


Lea otras columnas de José Luis Díaz

FB_IMG_1581014715921Ponte en sus zapatos: La intervención de arte/político que el actor Nito Rojas quiere regalar el próximo 8M, 2020
Comunidad Bear osos homosexualesOsos homosexuales fuera de Berlín: Nos vemos en tus pliegues corazón
feminismo marcha feminista tetasCartas al Director: Mostrar las tetas, una señal de libertad

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En EL UNIVERSAL CHILE valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Te puede interesar

Piñera estamos mejor preparados que Italia

[VIDEO] "Nos preparamos mejor que Italia": Redes Sociales recuerdan triunfalismo de Piñera ante la pandemia, cuando hoy Chile está en el colapso

Felipe Henríquez Ordenes - @PipeHenriquezO
Tendencias Ayer

Frente el actual colapso en el sistema de salud producto de la pandemia del Coronavirus, usuarios en redes sociales han disparado con todo contra el presidente Sebastian Piñera, quién en marzo pasado dijo que nuestro país será "muy distinto a Italia, porque Chile se preparó mejor y anticipó mejor".

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Lo más visto

Boletín de noticias