El Universal Chile El Universal Chile

Entre llantos, Johanna Hernández culpó de todo a su amante por el descuartizamiento de Nibaldo Villegas

En su declaración voluntaria, la mujer aseguró que Francisco Silva degolló al profesor en medio de una discusión, en circunstancias que está acreditado que la víctima estaba inconsciente por la ingesta de clonazepam con alcohol que la misma Johanna Hernández le dio poco antes del crimen. 

Nacional 22 de abril de 2019 Redacción El Universal Chile Redacción El Universal Chile

Buscanos en Google Noticias 

logo-google-new

Johanna Hernández Vicuña (32) declaró hoy en el juicio por el homicidio y descuartizamiento de su esposo, el profesor Nibaldo Villegas Gutiérrez, y culpó de todo a su amante Francisco Silva Hale (37). Afirmó que ella actuó en el crimen "´por temor" a este individuo. También pidió perdón a la familia de la víctima. 


En su declaración voluntaria, la mujer aseguró que Francisco Silva degolló al profesor en medio de una discusión, en circunstancias que está acreditado que la víctima estaba inconsciente por la ingesta de clonazepam con alcohol que la misma Johanna Hernández le dio poco antes del crimen. 

Según el relato entrecortado por el llanto de la mujer, Francisco Silva le decía que "ese hueón no debía existir, que en cualquier momento él lo hacía desaparecer”. También aseguró que su amante descuartizó a la víctima mientras ella permanecía en el vehículo. 

Además, la mujer aseguró que "Francisco me hizo un contrato de sumisa, decidía qué ropa me ponía y con quien hablaba". 

Previamente, en su alegato de apertura, el fiscal José Miguel Subiabre expuso que Silva Hale compró el clonazepam, lo molió y lo guardó en un frasco, todo esto registrado en imágenes con su teléfono celular que posteriormente envió al aparato de Johanna Hernández. 

Aton_Nibaldo Villegas _57502
Imagen: Sebastian Cisternas/ Aton Chile



Este clonazepam molido lo disolvió la mujer en alcohol que le dio a beber al profesor Villegas, quien quedó inconsciente. De hecho, según relató el fiscal, Johanna Hernández le tomó dos fotografías, una de su rostro, "dando cuenta del estado de inconsciencia absoluta en que estaba", y otra donde aparece tendido en una cama también en completa inconsciencia. 

Las fotografías, que fueron borradas por los acusados, pero recuperadas por la PDI, son parte de las pruebas que presentará el fiscal para dar cuenta de un crimen "claramente planificado, no solo para cometerlo sino que para persistir en cada uno de los días que siguieron para poder realizar su conducta". 

En total, el fiscal Subiabre presentará más de 50 evidencias materiales, 26 testigos y 22 peritos para acreditar la participación de los dos acusados en el crimen que quedó al descubierto el 15 de agosto del año pasado. 

En la acusación, la fiscalía pidió presidio perpetuo calificado para Johanna Hernández por el delito de parricidio, ya que al momento del crimen aún era su cónyuge. De ser sentenciada a esa pena, la mujer deberá pasar un mínimo de 40 años tras las rejas antes de recibir cualquier beneficio penitenciario. 

En el caso de Silva Hale, la fiscalía solicitó presidio perpetuo simple por el delito de homicidio calificado. Esto implica un mínimo de 20 años de cárcel. Además, la discalía pidió una condena de cinco años de presidio menor en su grado máximo por el uso fraudulento de tarjeta de crédito. 

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En EL UNIVERSAL CHILE valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Te puede interesar

Síguenos en Twitter

El Tiempo en Santiago de Chile.



Lo más visto

Boletín de noticias