Conecte con nosotros

El Universal Chile

Fach01455 Foto1

Tendencias

Guía definitiva para elegir el piso adecuado para tu casa

Elegir el piso de una casa es un paso muy importante en el proceso de convertir un inmueble en un verdadero hogar. Puede parecer algo simple, pero este factor puede influir en otras cosas como el consumo de electricidad, la calefacción, la iluminación, la limpieza de una casa y la comodidad, sobre todo. Es por esta razón que, si estás en proceso de elegir el piso de tu nueva casa o si quieres cambiar el piso viejo por otra opción más conveniente, a continuación, te vamos a dar algunos consejos que te van a resultar de gran utilidad.

Asimismo, dependiendo de las características de tu casa y de la forma en la que quieras habitar en el día a día, hay algunos cambios que te podemos recomendar que te van a resultar de gran utilidad. Así como también hay formas de reducir los costos de cambiar el piso o de colocar un piso nuevo y elegir materiales de calidad.

Calcular la superficie

Antes de comenzar a buscar pisos, es fundamental calcular la superficie total que se quiere cubrir y, en base a esto, se puede pensar cuál es el material más conveniente para utilizar. Por ejemplo, si se quiere cubrir la superficie de una habitación de 3m X 3m, un piso flotante o de madera puede ser una buena opción. Pero, si se quiere cubrir el piso de toda la sala de estar con madera, el costo sería realmente muy elevado como para considerarlo.

Por lo tanto, es importante saber de antemano cuál es el espacio que se quiere cubrir y, luego, se debe pensar el costo de los materiales. De esta manera, se pueden encontrar pisos baratos mucho más convenientes.

FACH01455 - FOTO2

 

¿Qué tipo de material conviene?

La opción más elegida es el piso cerámica, ya que es más durable y resiste mejor el desgaste. Pero es importante considerar qué tipo de cerámica se utiliza, ya que hay algunas opciones como el porcelanato que son mucho más convenientes que los pisos de cerámica tradicionales.

Algunos de los tipos de pisos que vas a poder encontrar en el mercado son los siguientes:

  • Cerámica de tránsito ligero: este tipo de cerámicos se utilizan para los ambientes de la casa que no tienen acceso desde el exterior, como las habitaciones. Pueden ser un poco más simples y delicados, debido a que no van a tener un desgaste tan considerable. Asimismo, se pueden usar los pisos color madera para esta función, ya que son más agradables al tacto si se quiere andar descalzo.
  • Cerámica de tránsito medio: este tipo de cerámicas son más duras, pero de igual manera se usan en espacios cerrados, como la cocina, los baños o una sala de estar. Si el piso va a estar en contacto con agua o con suciedad, es recomendable un piso laminado, ya que es mucho más fácil de limpiar. Es por esta razón que no se recomienda usar cerámicos con rugosidades o hendiduras en las cocinas, por ejemplo, ya que acumulan grasa.
  • Cerámica de tránsito alto: este tipo de cerámicas deben ser más duras, del tipo porcelanato, que son mucho más resistentes. Se usan para los exteriores o para los espacios que más utilizan de una casa. Se recomiendan los diseños simples de cerámica para piso, es decir, con patrones lisos y de colores claro, ya que son más fáciles de limpiar y pueden mejorar la iluminación de una casa.

Por su parte, también es importante considerar que el material que se usa puede influir en la forma en la que se conserva el calor o la frescura en un ambiente. Los pisos flotantes de madera son más recomendables para climas fríos, como los del sur. Mientras que los pisos cerámicos de colores claros son más recomendables para climas calurosos y secos, como los del norte, ya que no se calientan tanto al darles el sol y se puede limpiar mucho mejor el polvo que se asiente sobre el piso.

¿Cambia mucho el método de limpieza dependiendo del diseño?

Un piso se debe pensar como algo que se va a elegir una sola vez para que sea durable durante mucho tiempo. Es por este motivo que es fundamental tener en cuenta cómo limpiar pisos de cerámica al momento de elegir el patrón o el diseño del piso.

Los pisos cerámicos más baratos suelen tener rugosidades o diseños más intrincados, debido a que las temperaturas a las que se cocinan las mezclas de cerámica son más bajas y, por lo tanto, el pulido es mucho más fácil de realizar, debido a que son más “blandos”. Estos pisos tienden a mancharse con el tiempo y puede desgastarse el laminado, lo que va a hacerlos ver como si estuvieran viejos y dañados.

En cambio, los pisos laminados de tipo porcelanato son mucho más resistentes y la capa de laminado es mucho más gruesa. De esta manera, se evita el desgaste y pueden durar muchos más años. A largo plazo, el gasto es mucho menor, incluso aunque hayas invertido una suma alta en un principio, debido a que se evita volver a cambiar partes del cerámico y se evita cambiar el piso por completo en un periodo más corto.

Pensar también en la disponibilidad

Algo que no se tiene en cuenta al momento de comprar un piso de cerámica en oferta es que la disponibilidad de ese modelo se encuentre luego. Muchas veces, las fábricas de cerámicos lanzan al mercado modelos con diseños que luego se discontinúan y, por lo tanto, es difícil volver a encontrarlos en caso de querer cambiar algún cerámico roto. Es por esta razón que se debe comprar los cerámicos de un piso también teniendo en cuenta que habrá que cambiar algunos con el paso del tiempo, por lo que se deben comprar también los repuestos desde un principio.

 

En conclusión, colocar un piso es una decisión a largo plazo. Es por esta razón que deberías pensarlo bien y evaluar todas las alternativas disponibles. Además de que también se debe invertir la suma necesaria para comprar un producto de calidad que pueda durar lo suficiente.

Para seguir leyendo esta noticia en " El Universal Chile " haz click aquí
También te puede gustar...
Para La Parte Superior