Conecte con nosotros

El Universal Chile

Justicia

Nacional

Ministro Mesa procesa a detective (r) por secuestro calificado de entrenador de equipo infantil de básquetbol

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de las jurisdicciones Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Coyhaique, Álvaro Mesa Latorre, dictó el auto de procesamiento 131 sobre la materia, por el delito de secuestro calificado del entrenador de equipo infantil de básquetbol Osvaldo del Carmen Cerna Huard. Ilícito cometido a partir 15 de noviembre de 1974, en ciudad de Temuco.

En la resolución (causa rol 114.050), el ministro en visita encausó al entonces funcionario de la Policía de Investigaciones José Hernán Quiroz Barra, en calidad de autor del delito, en carácter de lesa humanidad.

En la etapa de investigación de la causa, el ministro Mesa Latorre logró reunir antecedentes suficientes para tener por acreditados: “Que inmediatamente de ocurridos los hechos del 11 de septiembre de 1973, las Fuerzas Armadas y de Orden tomaron el control de la ciudad de Temuco, erigiéndose como Gobernador de Temuco, el Coronel Pablo Iturriaga Marchesse, Comandante del Regimiento de Infantería N° 8 Tucapel de esta ciudad, quien además quedó como Jefe de la Guarnición de Temuco.

Que el mismo día 11 de septiembre de 1973, algunos integrantes de las diversas Instituciones y/o Reparticiones de Fuerzas Armadas, de Orden y de la Policía de Investigaciones de Chile, fueron designados por la Jefatura Militar a colaborar con el nuevo régimen, quienes se presentaron en el Regimiento N°8 Tucapel, a fin de apoyar la gestión de la Fiscalía Militar que funcionaba al interior de la Unidad y que estaba a cargo del Segundo Comandante, Mayor Luis Jofré Soto.

Que uno de estos grupos de personas designadas y agregados al Regimiento Infantería Tucapel N°8, estaba compuesto por Personal de la Policía de Investigaciones de Chile, entre ellos: José Hernán Quiroz Barra, Daniel San Juan Clavería, Aquiles Poblete, Ricardo Ortiz Lara, Luis Morales Toledo, Carlos Luco Astroza (el conductor de este grupo de agregados) y quienes de manera inmediata prestaron sus servicios en la mencionada Unidad Militar, conformando de esta manera, el grupo de agregados al Regimiento N°8, Tucapel.

Que dicho personal generalmente vestía de civil y tenía como labor ubicar, detener e interrogar a personas que poseían vinculaciones de carácter político consideradas como opositoras al Régimen Militar, para luego este equipo proceder a la detención y posterior traslado hasta los distintos lugares de detención dispuestos para tal efecto, tales como Comisarías y Regimiento Tucapel, en muchos casos, conducidas a más de un centro de detención, según lo ordenado por el Oficial al mando del respectivo operativo. De las personas detenidas por este grupo, nunca se conoció formalmente sus identidades, pues no eran presentados en la guardia para ser anotados en el libro de ingreso, permaneciendo estos detenidos, en algunas oportunidades, hasta por dos días para luego ser retirado por el mismo grupo, desconociendo posteriormente su destino.

Que Osvaldo del Carmen Cerna Huard, para el año 1974 tenía 22 años de edad, era contador, entrenador del Equipo de Basquetbol Infantil del Club Deportivo Tucapel y militante de las Juventudes del Partido Comunista. El año 1973 había realizado su Servicio Militar en el Regimiento N°8 Tucapel de Temuco, desempeñándose el año 1974 como contador, cumpliendo funciones en la Empresa Socoagro, como Jefe de Ventas. El día 15 de noviembre de 1974, luego de regresar de su trabajado y de pasar por su domicilio concurrió a visitar a uno de sus amigos, domiciliado en calle Janequeo N°1346 donde dejó un bolso con pertenencias, para luego despedirse, comunicando que tenía una reunión con dirigentes del Equipo de Básquetbol. Posterior a ello, aproximadamente a las 20:00 horas después de la reunión, Osvaldo Cerna se encontraba conversando, con un conocido frente al Gimnasio de la Escuela Estándar N°5, ubicada en Pasaje Rebolledo de la Ciudad de Temuco, en donde se disponía a dirigir el entrenamiento del referido equipo infantil, momento en el cual es detenido por dos personas vestidas de civil, siendo estos funcionarios de Policial de Investigaciones agregados al Regimiento Tucapel, entre ellos José Hernán Quiroz Barra, los cuales lo trasladaron hacia el Cuartel de Policía de Investigaciones de Temuco. Lo anterior por cuanto en dicho lugar se encontraba Néstor Araneda Cabezas, Inspector de la citada Unidad Policial y amigo de Osvaldo, el que en declaración libre y voluntaria ante la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de fecha 11 de diciembre de 1990 expone que ‘encontrándose él, en el casino de la Unidad, vio que el señor Quiroz traía a un detenido encapuchado el cual reconoció por su vestimenta y estatura como Osvaldo del Carmen Cerna Huard, posteriormente se dirigió a la Guardia a preguntar por Osvaldo y el Oficial le indicó que el referido se encontraba en ‘cana’ haciéndole entrega de los Carnés del Deportivo Tucapel’. Araneda, a continuación relata que ‘esa misma noche bajó a conversar con Osvaldo, en el calabozo, él que le expresó ‘que se encontraba asustado’, a lo cual Araneda le indico ‘que mientras él estuviera ahí, no tendría problemas’. Agrega Araneda que ‘al otro día en la mañana constató que Osvaldo ya no se encontraba en las dependencias de la Unidad Policial y que en horas de la madrugada había sido sacado por José Hernán Quiroz Barra, con destino desconocido’.

Que lo anteriormente expuesto por el señor Araneda se puede corroborar por los dichos de la familia de Osvaldo ya que el día en que Osvaldo Cerna desapareció, como ya era de noche y todavía no llegaba a su casa, su madre doña Marta Elena Huard y su hermana Patricia Cerna se preocuparon y fueron hasta la casa de la familia Torres Marín, a preguntar por Osvaldo, a lo que le respondieron, tanto don Héctor y doña Norma, ‘que efectivamente había estado allí, pero que había dejado un bolso y que se había retirado sin que supieran de su paradero’. Al día siguiente, sábado 16 de noviembre 1974, amigos de la familia; Héctor Fuentes, Yolanda Marín, Isaac Cerna Cerna, tío de Osvaldo y los hermanos de Osvaldo, Patricia y Jorge, fueron a la Policía de Investigaciones a preguntar por él, ya que anteriormente había sido detenido en dicha Unidad, por pertenecer al Partido Comunista. En ese lugar, se encontraba Néstor Araneda, el cual los hizo pasar a su oficina, y quien al ser consultado negó que Cerna Huard estuviera detenido ahí e indicó que ‘Osvaldo no se encontraba en la lista de detenidos y que aun cuando él estuviera en el servicio le estaba prohibido dar cualquier clase de información’. En la oficina de dicho funcionario, pudieron ver, que ‘sobre el escritorio había varios carnés, unos diez o doce aproximadamente, correspondientes a carnés deportivos de un color rojo vivo y naranjo fuerte’, identificando, que ‘esos carnés tenían fotos de niños, momento en el cual Araneda se percató de que estaban observando esos documentos y los guardó en un cajón de su escritorio’. Al salir de ese lugar, Jorge Cerna señaló que ‘reconoció esos carnés y que estos eran los que su hermano Osvaldo portaba en su chaqueta, los cuales pertenecían al Club Deportivo Tucapel. En ese intertanto Araneda le indica a Jorge ‘que le diga a su madre que tenga paciencia y que espere tranquila’, señalándole ‘que es totalmente posible que se encuentre detenido y que se acuerde que cuando él estuvo detenido, fue por equivocación, pues la orden era para su hermano’, agregando ‘que no sería raro que se encontrara aquí, pero que no está en la lista’. Momento después de esa conversación y con la impresión de que Araneda, por estar en la Unidad Policial no pudo conversar tranquilamente, Norma Marín y Miguel Torres, amigos de Osvaldo, fueron a la casa de Néstor Araneda, el cual al ser nuevamente consultado por si tenía conocimiento del paradero de Osvaldo, señaló que el viernes 15 en la noche había existido una redada en la cual se detuvieron a varias personas, pero que ignoraba si Cerna Huard se encontraba allí, señalando que al día siguiente, vale decir el domingo 15, él estaría de guardia en la Unidad, por lo cual, le indicó a Miguel que fuera como a las nueve de la mañana y allí él vería si Osvaldo se encontraba detenido, expresándole a la vez que lleve una chomba, esto por si acaso, Cerna Huard estaba detenido. Miguel fue aquel día y Araneda le señaló que no se encontraba Osvaldo en ese lugar.

Que producto de la desaparición de Cerna Huard se inició una investigación ordenada por el Tribunal, en la que le correspondió al Sargento Segundo de Carabineros Juan Fritz Vega realizar algunas gestiones el cual señala que ‘mientras estuvo efectuando indagaciones en mérito de la orden de investigar emanada por el Tribunal, fue al Servicio de Investigaciones y exhibió la fotografía de Osvaldo a varios funcionarios que allí habían, entre ellos, Juan Antivil, quienes al mirar la fotografía se notaron medios turbados y sorprendidos y respondieron que no estaba allí’ agrega que ‘por todos los datos que la investigación arrojó sobre estos hechos manifiesta al Tribunal que Osvaldo Cerna puede haber sido detenido por el Servicio de Investigaciones de esta ciudad…’ Ocho días después de la desaparición de Osvaldo, esto es el día 23 de noviembre de 1974, se publicó este hecho en el Diario Austral de Temuco, indicando precisamente ‘que había desaparecido y que su familia lo estaba buscando, sin tener hasta esa fecha certeza sobre su paradero’. Posteriormente con fecha 30 de diciembre de 1974 ante la Corte de Apelaciones de Temuco, y con fecha 21 de febrero de 1975, ante la Corte de Apelaciones de Santiago, la familia, presentó Recursos de Amparo los que no se acogieron, y finalmente doña Marta Huard presentó en julio de 1979 denuncia por presunta desgracia, ante Ministro Alfredo Meynet González, quien investigaba los casos de Detenidos Desaparecidos, en Departamento de Temuco, quien se declaró incompetente y remitió los antecedentes al 4° Juzgado Militar de Valdivia, el cual posteriormente sobreseyó total y definitivamente la causa, sin que a la fecha, se tenga antecedentes de su paradero”.

Toda esta información pertenece al poder judicial.

 

Esta Nota fue Leída 2.686 views

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Síguenos en Twitter


El Tiempo en Santiago de Chile.

Facebook

Para La Parte Superior