CONÉCTATE CON NOSOTROS
Leña

Política

Sala aprobó nueva regulación para uso de la leña como combustible domiciliario certificado

La propuesta, que será analizada ahora por el Senado, establecerá criterios mínimos de calidad para la leña y sus derivados, de modo de garantizar su uso más acorde con la salud de las personas y el medioambiente.

La Sala de la Cámara aprobó el proyecto, iniciado en moción, que regula el uso de la leña como combustible de uso domiciliario y las condiciones para su comercialización (boletin 13664). Ahora, la iniciativa pasará a segundo trámite al Senado.

El objetivo de la propuesta es declarar la leña y sus derivados como combustible sólido. Junto a ello, se establece una regulación sobre las condiciones que debe reunir para ser comercializada (especificaciones técnicas mínimas de calidad).

Además, busca compatibilizar el uso de la leña como principal fuente de calor para muchas comunidades. Por un lado, con la protección y manejo sustentable del bosque y el cuidado del medio ambiente. Por otra parte, con la protección de la salud.

Detalle de la iniciativa

El texto define lo que se entiende por biomasa y biocombustibles sólidos. Biomasa es la materia orgánica, sólida, biodegradable, de origen vegetal o animal, que puede ser usada como materia prima en la elaboración de biocombustibles sólidos.

Por biocombustibles sólidos, en tanto, se entiende aquellos combustibles elaborados a partir de biomasa de origen leñoso y no leñoso, como leña, pellets y carbón vegetal. Además, hace referencia a todos los que forman parte del proceso de producción y comercialización.

Asimismo, se establece que el Ministerio de Energía establecerá las especificaciones técnicas mínimas de calidad y métrica para la comercialización de biocombustibles. De igual modo, la cartera deberá dar apoyo financiero y técnico a pequeños y medianos productores de leña para la instalación de centros de secado.

Igualmente, fija obligaciones para los actores del mercado de biocombustibles respecto de calidad, registro, certificación, transporte y distribución de biocombustibles. Estas normas cumplirse por los centros de procesamiento, comercializador y transportistas.

Registros, fiscalización y sanciones

Será obligación para los centros de procesamiento de biomasa y comercializadores inscribirse en un registro, administrado por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. Dichos centros serán certificados y se les otorgará un sello de calidad que los identifique. Quedará prohibida la comercialización que no provenga de estas fuentes.

Además, se dispone la inscripción voluntaria para instaladores y mantenedores de artefactos de combustión de biocombustibles sólidos. Junto a ello, se entrega a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles la fiscalización del sistema.

Paralelamente, se reconocen las prácticas de los pueblos originarios respecto al uso de la leña y se plantea un plan quinquenal sobre “Modernización del Mercado de los Biocombustibles Sólidos”.

En sus disposiciones transitorias establece diversos plazos de aplicación. De tal modo, se propone una entrada en vigencia gradual, para lo cual se tomará en cuenta la situación particular de cada comuna (nivel de contaminación). En dicha línea, se proyecta que, en el plazo de un año, entren las regiones de Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén. Tres años para O´Higgins y Maule y cinco años, para las comunas de las restantes regiones.

Debate y votación

Los diputados Marcos Ilabaca (PS) y Pablo Lorenzini (IND) entregaron los informes de las comisiones de Minería y de Hacienda, que analizaron y aprobaron en forma unánime la propuesta, que contó con el respaldo e indicaciones del Ejecutivo.

Las y los diputados recalcaron que la leña es parte de la cultura del sur del país. Resaltaron que dos millones de personas utilizan este combustible para cocinar y calefaccionar sus hogares. Asimismo, afirmaron que es una actividad que genera empleo e ingresos.

En su mayoría, coincidieron que la nueva regulación pone en primer lugar la salud de las personas. Ello mediante la regulación de la calidad de la leña y la reducción de sus niveles de humedad que no podrán ser superiores a 25%.

Sin embargo, otros parlamentarios cuestionaron la normativa, porque beneficiará a los grandes productores de leña, encareciendo su valor.

Intervinieron la y los diputados RN Aracely LeuquénHarry JürgensenMiguel Mellado y Hugo Rey; independientes Patricio Rosas y René Alinco; DC Jorge Sabag y Mario Venegas; UDI Celso Morales; PS Marcos Ilabaca; Evópoli Andrés Molina; PPD Jorge Sabag; y PR José Pérez. En representación del Ejecutivo participaron el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, y del subsecretario Francisco López.

El proyecto se aprobó en general por 109 votos a favor, 6 en contra y 19 abstenciones. En particular se ratificó una norma que permite el autoconsumo de biocombustibles sólidos por 86 votos a favor, 38 en contra y 10 abstenciones.

 

Esta Nota fue Leída 2.946 views

Para continuar leyendo en "El Universal Chile" pinche Aquí
ANUNCIO PUBLICITARIO
También te puede interesar...

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Facebook

logo-google-new
To Top

x