CONÉCTATE CON NOSOTROS
C Talca

Nacional

Confirman fallo que condenó a 10 años y un día de presidio a teniente de Carabinero por homicidio en canal Baeza

La Corte de Apelaciones de Talca rechazó el recurso de nulidad presentado por la defensa y ratificó la sentencia que condenó al teniente de Carabineros dado de baja Hardy Nicklas Wickel a la pena efectiva de 10 años y un día de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple. ilícito perpetrado en marzo de 2019, en  el sector del canal Baeza de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 463-2021), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Olga Morales, Álvaro Saavedra y el abogado (i) Ruperto Pinochet– confirmó la resolución impugnada, dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca.

“Que, el conflicto de relevancia jurídica traido a conocimiento de esta Corte, respecto de este capítulo, consiste en discernir, si la pena impuesta en autos al recurrente, aplicando la proscripción espacio temporal estatuida en el artículo 17 B de la Ley N°17.798, se encuentra o no ajustada a derecho, teniendo en especial consideración para ello, que la pena asignada por la ley al delito pesquisado, es la de presidio mayor en su grado medio”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “Que, para estos efectos, de lo expuesto en las reflexiones décimo cuarta y décima quinta de la sentencia que nos ocupa, se advierte que los sentenciadores del grado para la determinación de la pena, razonan sobre la base de que, no obstante concurrir respecto del sentenciado las minorantes estatuidas en los N°s 6 y 9 del artículo 11 del Código Penal, se encuentran válida y legalmente impedidos de rebajar la pena asignada por ley al delito en un grado como lo impetra la defesa, por así prescribirlo expresamente el artículo 17 literal b) de la Ley N°17.798”.

“Que, en las condiciones descritas en las reflexiones que anteceden, necesario y forzoso resulta concluir, que- de consultarse en la especie- el vicio sobre el cual la recurrente construye el antibiótico de nulidad que nos ocupa, no se divisa de que forma la errónea aplicación aludida en el recurso, hubiere influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo, razón por la cual el deducido en esta causa debe ser, necesariamente, desatendido, respecto de la segunda causal invocada”, concluye.

Por tanto, se resuelve que: “SE RECHAZA sin costas, el recurso de nulidad deducidos por don MAURICIO GONZÁLEZ MORALES en representación de HARDY ALFONSO NICKLAS WICKEL, ambos ya individualizados, en contra de la sentencia de veintisiete de abril pasado, expedida por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca la que, en consecuencia, es válida”.

El fallo ratificado dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, “que cerca de las 21 horas del 14 de marzo de 2019, el funcionario de carabineros Teniente HARDY ALFONSO NICKLAS WICKEL, quien se encontraba de servicio patrullando en motocicleta en compañía del Cabo 1° Ricardo Belmar Belmar, llegaron al gimnasio que se encuentra en calle 17 Norte de la Población Padre Hurtado y desde afuera observaron el interior del recinto que había dos sujetos. Al percatarse de la presencia policial, uno de estos salió corriendo del lugar, siendo perseguido inicialmente por el referido acusado en la motocicleta y luego a pie, bajando ambos a la orilla del Canal Baeza. En dicho contexto Nicklas Wickel disparó su arma de servicio –pistola marca Taurus modelo PT 917, calibre 9 mm– e impactó con un proyectil la espalda, a nivel escapular derecho, del que posteriormente se logró identificar, como Isaac Manuel Escanilla San Martín, quien a consecuencia de tal acción falleció, consignándose como causa de muerte, traumatismo de tórax por elemento balístico”.

“Luego del disparo –prosigue–, el acusado NICKLAS WICKEL solicitó cooperación a funcionarios de otros dispositivos, para la búsqueda del sujeto que perseguía, informando que éste se encontraba en el interior del canal; procedimiento que resultó infructuoso, pese a que intervinieron varios carabineros. Dando por terminada la búsqueda, el teniente Nicklas, regresó a la unidad policial, dejó constancia en el libro respectivo, que en el marco de un procedimiento rutinario de control de identidad, la persona se había dado a la fuga. Además, el acusado entregó su arma de servicio a la funcionaria encargada, con la misma cantidad de municiones con las que la recibió al iniciar su turno. El día siguiente NICKLAS WICKEL, concurrió al lugar de los hechos y solicitó ayuda a un vecino del sector, para recuperar, desde el Canal Baeza, el teléfono celular que se le había caído”.

Días después, el 24 de marzo de 2019, “(…) apareció el cuerpo de Isaac Manuel Escanilla San Martín, semi-sumergido en las aguas del Río Claro –en el que desemboca el Canal Baeza–, con dos lesiones por impacto balístico, siendo la de la espalda, la correspondiente al orificio de entrada y en la cara anterior del tórax, el orificio de salida del proyectil. El mismo día, luego de ser informado del hallazgo de los restos de Escanilla San Martín, por su superior y que éste le preguntara si tenía algo que decir respecto de este hecho, el acusado le informó que en un procedimiento del 14 de marzo de 2019, que ya le había mencionado, que había disparado su arma de servicio, mientras perseguía a un sujeto que pretendía escapar de un control policial, circunstancias que, en realidad, no había mencionado Nicklas Wickel, con anterioridad”, añade.

 

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Esta Nota fue Leída 3.154 views

Para continuar leyendo en "El Universal Chile" pinche Aquí
ANUNCIO PUBLICITARIO

Nuestras Redes Sociales

Lo Mas Popular

Facebook

logo-google-new
To Top