CONÉCTATE CON NOSOTROS
Carrete Militar

Nacional

14 militares fueron sorprendidos en una fiesta clandestina en Angol

La fiesta se realizó en el sector Coñuñuco. Además de incumplir las medidas sanitarias (Angol está en cuarentena), los 14 militares no respetaron el horario de toque de queda.

El hecho ocurrió la noche del pasado lunes a orillas del río Picoiquén, donde de las 22 personas detenidas 14 eran militares del Regimiento Húsares. Asimismo, dos militares pasaron a control de detención por ser reincidentes.

El Juzgado de Garantía de Angol acogió hoy –martes 30 de marzo– la solicitud del Ministerio Público y fijó audiencia de procedimiento abreviado de los militares Ítalo Rodrigo Pinela Huenchullán, Carlos Antonio Currihual Ayllapán y el civil Ricardo Andrés Orias Sánchez, imputados como autores del delito consumado de poner en peligro la salud pública en tiempos de catástrofe (artículo 318 del Código Penal). Ilícito que habrían perpetrado ayer, en el balneario Picoiquén de la ciudad.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 772-2021), el magistrado Daniel Riquelme Fernández fijó la audiencia solicitada para las 9.20 horas del 9 de septiembre próximo.
Previo a resolver, el magistrado Riquelme Fernández rechazó el planteamiento de la defensa y declaró legal la detención de los imputados.
«Los requeridos decidieron reunirse voluntaria y concertadamente en una fiesta, a pesar de la fase 1 en que se encuentra la comuna de Angol –en cuarentena– por lo que claramente la reunión contravenía la normas dispuestas por la autoridad en atención a la contingencia sanitaria actual, por lo que funcionarios policiales constata la infracción cometida en espacio público, en la ribera del río Picoiquén y procede de acuerdo a norma pertinente, y por otro lado lo que el legislador sanciona a través del artículo 318 del Código Penal, es la conducta que genere un riesgo para el bien jurídico protegido que en este caso es la salud pública. Además, dos de los detenidos son funcionarios militares, encargados de fiscalizar el cumplimiento de la normativa impartida por la autoridad sanitaria, y por todo lo anterior este tribunal no cuestiona la detención practicada, por lo que en esta etapa procesal se rechazan las alegaciones de ilegalidad planteadas por la defensa», razonó el juez.
Según el ente persecutor, alrededor de las 22.30 horas de ayer, lunes 29 de marzo de 2021, los imputados Ricardo Andrés Orias Sánchez, Ítalo Rodrigo Pinela Huenchullán y Carlos Antonio Currihual Ayllapán –los dos últimos funcionarios del Ejército– fueron sorprendidos por Carabineros en una fiesta, en la ribera del río Picoiquén, intersección de las calles Vicente Pérez Rosales y Las Industrias de la comuna de Angol, evento no autorizado en el que junto a otras 19 personas, entre civiles y uniformados, ingerían bebidas alcohólicas, sin usar mascarillas, sin distanciamiento social y sin contar con salvoconductos que los habilitaran para transitar o reunirse, medidas sanitarias decretadas para evitar la expansión de la pandemia de covid-19.
Carabineros procedió  a detener a los funcionarios militares Pinela Huenchullán y Currihual Ayllapán, por ser reincidentes en el delito; en tanto, Orias Sánchez mantenía una orden de detención decretada por el Juzgado de Angol. Los otros 19  imputados fueron apercibidos por la fiscalía, a la espera de citación a audiencia de procedimiento abreviado.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Esta Nota fue Leída 3.973 views

Para continuar leyendo en "El Universal Chile" pinche Aquí
logo-google-new
To Top